Los titulares de los OPLES de Oaxaca, Nuevo León, Morelos y Quintana Roo, advirtieron que la propuesta presidencial puede ser un retroceso y un riesgo para el sistema democrático del país, que actualmente funciona de manera adecuada y en lugar de desaparecer, debe consolidarse.

Coincidieron en que los organismos electorales estatales son parte esencial del federalismo electoral y en tanto todos los consejeros coincidieron que estarán atentos a acatar los cambios que en su caso se aprueben.

La consejera presidenta del Instituto Electoral de la Ciudad de México, Patricia Avendaño Durán aseguró que la iniciativa de la Reforma Electoral no es una alternativa para garantizar los resultados electorales a tiempo. No obstante, si es aprobada de tal manera que no viole los derechos electorales, será adecuada para el progreso de la nación.

-¿Quiere decir que si se diseña la reforma de forma que garantice la democracia, entonces es buena?

“Definitivamente, las reformas siempre son progresivas en el sentido de ir garantizando y empleando los mecanismo de seguridad (…) Me parece que las cosas podrían ser adecuadas dependiendo de la realidad y de la problemática que queramos atender”. De esta forma, será el Congreso de la Unión quien realice la mejor propuesta pues “los órganos electorales locales, cumplen una función muy importante para garantizar la oportunidad de los resultados electorales a tiempo”.

“Se debe de diseñar el sistema que resuelva, de manera eficiente, certera, con objetividad, y resultados oportunos, y que no quede la menor duda quien gane o pierde la elección”, dijo en entrevista.

Luigi Villegas, consejero presidente interino de la Comisión Estatal Electoral de Nuevo León (CEE), apuntó que los Organismos Públicos Locales Electorales son fundamentales y necesarios para el federalismo electoral en el país y que las primeras alternancias en los gobiernos estatales se dieron desde lo local.

«Yo creo que los institutos estatales electorales son necesarios para el federalismo electoral, es donde se organizan las elecciones en las entidades federativas, son la representación, son parte del conglomerado de autoridades electorales que debe de haber”, dijo.

Además dijo que de ahí han surgido innovaciones electorales, como la urna electrónica, donde fueron pioneros Coahuila y Jalisco. La presidenta del IEQRoo, Mayra San Román se pronunció contra la desaparición de los OPLES y dijo que por el contrario, éstos deben ser fortalecidos. El trabajo de los órganos electorales es visible, agregó, hay mecanismos que pueden utilizarse para quienes se sientan agraviados con los resultados, lo que también se aplica a través de los órganos jurisdiccionales, estableció. 

“El diseño electoral en el país está funcionando y lo importante, más que desaparecer, se debe consolidar”, resaltó.

Señaló que los órganos electorales abonan a la tranquilidad democrática y la transición en nuestro país en forma pacífica. “Debemos resaltar que los órganos electorales hemos hecho nuestra parte, estamos trabajando, hemos realizado los procesos electorales y todas las actividades encomendadas conforme a la ley, creo que con mucho éxito”, consideró. Rosselvy Domínguez, consejera presidente del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana en Tabasco (IEPCT), precisó que dejarán en manos del Congreso la permanencia o desaparición de los Organismos Públicos Locales Electorales (OPLES).

Domínguez Arévalo argumentó que se debe de conocer la propuesta para saber de qué manera se podrá hacer frente a la democracia local, aunque aclaró que el INE y los OPLES tienen funciones diferentes pero que en ocasiones se coadyuvan.

Para el consejero electoral del instituto electoral del Estado de Querétaro, Daniel Dorantes fomentar el voto electrónico es uno de los puntos favorables de la Reforma Electoral que promueve el Presidente de la República, toda vez que si se requieren mecanismos a favor de generar ahorros. Sin embargo, la desaparición de los Organismos Públicos Locales Electorales (OPLES) y de los Tribunales Electorales es un tema que debe analizarse a fondo, particularmente al momento de tomar en cuenta el gran aporte que han generado a favor de la democracia.

Por ello, debe analizarse si es que la desaparición de los OPLES pueda ir en contra del federalismo.

Marina Garmendia, Vocal Ejecutiva de la Junta Local del Instituto Nacional Electoral en Baja California Sur, dijo que es muy pronto para calificar de positiva o negativa la propuesta, aunque preocupa, por ejemplo el hecho de que las autoridades electorales no dispongan de tiempo en medios de comunicación, porque justamente al disponer de tiempo es que nosotros podemos hacer distintas campañas de información para la ciudadanía y habría que analizarlo.

Alberto Hernández Morales, Consejero Presidente del IEEBC, dijo que si en la Cámara de Diputados se aprueba la Reforma Electoral del presidente Andrés Manuel López Obrador, el Instituto Estatal Electoral de Baja California (IEEBC) los aplicará.

“Un aspecto que guía a esta reforma es el ahorro de recursos”, pero si continúa el mismo sistema de votación, independientemente de quien tenga a su cargo la organización, se dará el mismo gasto, consideró Hernández Morales. La Reforma destaca la incorporación del voto electrónico, lo que es, indicó, “uno de los grandes desafíos que tiene nuestra democracia”.

La presidenta del Consejo General del Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca (IEEy PCO) Elizabet Sánchez afirmó que analiza con su equipo legal cómo vendrá la iniciativa y su contenido, “si se llega aprobar y los efectos que tendrá “, precisó.

Además de que afirmó que el posicionamiento sobre el tema se fijará y discutirán al seno de una reunión que habrá con todos los organismos electorales en las 32 entidades del país. Dijo qué hay preocupación y temor, por un lado porque se retrocede en los avances a la democracia logrados en los últimos años y segundo porque se van a perder fuentes de empleo de muchas mujeres y hombres dedicados al servicio de carrera profesional en el ámbito electoral.

El presidente del Instituto Estatal Electoral de Nayarit, Francisco Cermeño aseguró que no hay temor de desaparición de entes estatales, “no desaparecen los institutos estatales, solo se contará con un solo regulador, las facultades del estado se sumarán al proyecto federal” y con ello existirá una mejor distribución del presupuesto para llevar a cabo elecciones estatales y federales.

En tanto el consejero presidente del Instituto Estatal Electoral (IEE) de Chihuahua, Yuri Zapata advirtió que la idea de que habrá un ahorro, no justifica la reforma electoral propuesta por el Presidente. Dijo que será más caro operar un órgano a nivel central para la realización de los procesos electorales locales, las consultas y otras herramientas de participación que ellos realizan.

Además indicó que la mayor parte del gasto está en la operatividad de un proceso electoral, es decir, en la impresión de las papeletas y el monitoreo de medios de comunicación. También señaló que las percepciones de los consejeros estatales no son tan altas como las federales, donde perciben 100 mil pesos al mes. Dijo que ellos deben ser consultados y escuchados antes de que se realice la reforma.

Mientras Zelandia Borquez Estrada, integrante del Consejo Estatal Electoral y de Participación Ciudadana (Ceepac) de San Luis Potosí, consideró que la reforma no es viable, pues pudiera provocar la invisibilidad de procedimientos realizados en cada una de las entidades federativas en esta materia.

Explicó que desde cada estado también se emiten lineamientos o regulaciones que no son atendidas por la regulación federal porque son particularidades, al suprimir esto en una nueva reforma, pudiera provocar que no se les diera el reconocimiento suficiente a los procesos estatales, incluso, Borquez Estrada mencionó que el INE ha reconocido que no cuenta con la estructura para hacerse cargo de particularidades locales.

Abundó que la propuesta de reforma electoral, particularmente en lo que refiere a los organismos locales no es nueva, se ha discutido desde hace ya varios años bajo el argumento que desaparecer estás instancias podría generar un ahorro.

«El federalizar o nacionalizar un proceso electoral con características generales para todas las entidades federativas, desapareciendo los organismos electorales que se encargan de las especificidades de cada entidad, puede generar muchos problemas políticos», finalizó.

Para Mireya Gally Jordá, presidenta del Instituto de Procesos Electorales y Participación Ciudadana (Impepac) de Morelos, la Reforma Electoral que propone el presidente Andrés Manuel López Obrador no sólo es un retroceso histórico sino una ingratitud a la lucha democrática de los últimos 30 años.

“En lo particular me llama mucho la atención esta reforma que presenta (el presidente) porque me da la sensación de un retroceso de todo lo que se ha logrado en estos últimos 30 años en México. Me preocupa mucho, me tiene muy desconcertada porque el presidente fue parte de esta lucha, parte de estas demandas y si, hay muchas cosas que realmente, me sorprenden”, dice en entrevista.

México no necesita una reforma electoral, toda vez que «nuestro sistema electoral funciona, y funciona muy bien», según dijo a medios.

Paula Ramírez Höhne, consejera presidenta del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana de Jalisco (IEPCJ).

«No es solo que celebramos elecciones genuinas, libres, legales, de manera periódica, sino también la dinámica de una intensa alternancia política en todo nivel y en todo el país. Esas son muestras de la funcionalidad de nuestro sistema electoral».

Señaló que «no estamos ante una situación en donde necesitemos transitar hacia una reforma electoral. No obstante, por supuesto, esa no es una decisión de esta autoridad, sino obviamente del Congreso y de los congresos estatales, que es el caso de una reforma constitucional». Cuestionada sobre el hecho de que la propuesta reduciría el costo de los procesos electorales, Ramírez Höhne afirmó que «a los derechos humanos no se les debe de poner un costo económico.

Me parece que las garantías legales para la realización y celebración de elecciones genuinas en nuestro país están dadas». Brenda Canchola consejera presidenta del Instituto Electoral del Estado de Guanajuato (IEEG) consideró que esta decisión sería un retroceso democrático.

Recalcó que el INE es la institución que tiene mayor aprobación y confianza por parte de la ciudadanía en toda la república y que el hecho de que existan Organismos Públicos Electorales (OPLES) en los estados, brinda una percepción de mayor cercanía y cubre las necesidades específicas de cada entidad, incluidas aquellas que aún se rigen por usos y costumbres.

Por MILENIO