La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y el gobierno municipal de Ecatepec acordaron conformar células de vigilancia animal con el fin de combatir el tráfico y maltrato de especies animales silvestres y en peligro de extinción.

De acuerdo con el alcalde de Ecatepec , Fernando Vilchis Contreras, las brigadas pretenden detectar ejemplares que se encuentren en tiendas para la venta de mascotas y que sean manejados de una forma irregular por los dueños.

A decir del gobierno municipal las cuadrillas también podrán identificar inmuebles en el territorio local donde se encuentren animales de cautiverio y que no cuenten con las condiciones adecuadas para su manejo.

Rescate de un cocodrilo moreletti

Las células de vigilancia fueron conformadas luego de que, en las últimas semanas, empleados del gobierno municipal han rescatado varios ejemplares de especies silvestres que se encontraban en vialidades y viviendas tras escapar presuntamente de su cautiverio.

Uno de ellos fue un cocodrilo moreletti descubierto por los dueños de una vivienda ubicada en la colonia San Agustín, así como el hallazgo de una tortuga caimán y recientemente la captura de un cachorro de león que deambulaba en el fraccionamiento Las Américas.

Objetivo del programa

Vilchis Conteras aseguró que el objeto de las brigadas es detectar, resguardar y canalizar a las especies de fauna silvestre que se encuentren en condiciones irregulares en tiendas de mascotas o domicilios ubicados dentro del municipio.

“Estos operativos los van a realizar los compañeros de medio ambiente del municipio en coordinación con la Profepa, pueden realizar los aseguramientos de especies de fauna silvestre protegidas o de aquellas que no cuenten con la documentación o trámites necesarios para poseer o comercializar animales silvestres”, explicó.

El programa pretende inhibir la comercialización y lucro con ejemplares de especies protegidas por la federación y que por alguna razón han sido encontradas en esta demarcación, el municipio más poblado del Estado de México, así como de frenar el maltrato de especies domésticas como perros y caballos.

«La iniciativa consiste en visitar mercados, veterinarias, tiendas de mascotas y tianguis, para identificar las posibles irregularidades en la comercialización de especies animales», así lo informó Acoyani Baroco Bonilla, titular de Medio Ambiente y Ecología de Ecatepec.

“Iniciamos con este tipo de operativos para identificar los sitios o establecimientos en los que se venden animales como tiendas de mascotas y veterinarias. Posteriormente realizaremos recorridos intermitentes en tianguis para inhibir la venta irregular o tráfico de especies en peligro de extinción o protegidas”, agregó.

En los últimos tres años, el Parque Ecológico Ehécatl y las caballerías de la policía municipal han resguardado más de una decena de equinos que sufrían maltrato empleados para la recolección de basura, así como un hormiguero, y un cuervo.

Por MILENIO