El Grupo Parlamentario del PRI en la Cámara de Diputados lamentó los asesinatos de dos periodistas ocurridos ayer en el estado de Veracruz, “lo que deja constancia de que México es uno de los países más peligrosos para ejercer esta profesión”.

A través de un comunicado, las diputadas y los diputados de la bancada expresaron su más sentido pésame por la muerte de las periodistas Yessenia Mollinedo, directora del portal informativo “El Veraz”, y la reportera Johanna García, entre los límites de Cosoleacaque y Minatitlán, Veracruz.

Manifestaron que ya suman 11 comunicadores asesinados en 2022, mientras el gobierno de Morena sigue con la denostación y el acoso contra periodistas que no coinciden con su actuación. En lugar de pretender exhibirlos, debería implementar más acciones que funcionen para darles seguridad y protección.

Precisaron que la semana pasada asesinaron en Sinaloa al periodista Luis Enrique Ramírez Ramos, columnista político del periódico “El Debate”, y ahora fue en Veracruz, “casos que suceden en dos estados gobernados por Morena que parecen tener un gran vacío en el poder estatal para solucionar los problemas de inseguridad”.

Reiteraron que no es posible que en este año sumen ya 11 periodistas muertos y que no pase nada, que no haya justicia expedita y certera; además, esa cifra ya rebasó el número de comunicadores asesinados en 2021, que fueron siete.

Exigieron esclarecer los hechos con una investigación a fondo y llamaron a Morena y sus aliados a terminar con esa campaña de odio, “que sólo está dividiendo al país”.