El Grupo Parlamentario de Movimiento Ciudadano en el Senado de la República, coordinado por el
senador Clemente Castañeda, manifestó su apoyo a las comunidades indígenas del norte de Jalisco,
que exigen al Gobierno Federal que haga justicia y se les restituyan 11 mil hectáreas de su territorio.

El coordinador, Clemente Castañeda, presentó hoy en la Cámara Alta una proposición con Punto de
Acuerdo dirigido al Presidente de la República para que atienda a las mujeres y hombres que integran
la Caravana de la Dignidad y Conciencia Wixárika; y a la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y
Urbano, para contemplar los recursos necesarios para ejecutar los juicios resueltos a favor de las
comunidades.

La proposición plantea dos puntos a la Comisión Permanente del Congreso de la Unión:

• Primero: exhortar al Titular del Ejecutivo Federal a conceder una audiencia a los integrantes de la
comunidad wixárika de San Sebastián Teponahuaxtlán y Tuxpan de Bolaños, Jalisco, con el objetivo de
construir y realizar las acciones necesarias para garantizar la restitución de sus tierras y el cese del
conflicto.

• Segundo: exhorta a la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano para que realice las
acciones necesarias para asegurar la restitución de tierras a la comunidad wixárika; y a contemplar en
su proyecto de presupuesto para el siguiente ejercicio fiscal, los recursos financieros necesarios para
ejecutar los juicios resueltos que le restituyen al pueblo wixárika, alrededor de 10 mil 700 hectáreas
en Huajimic en el estado de Nayarit y 800 hectáreas del Triángulo, Jalisco con Puente de Camotlán,
Nayarit.

El Senado tiene la responsabilidad de promover los derechos de las comunidades indígenas de todo el
país y en este caso, abogar por la restitución de las tierras de las comunidades del norte de Jalisco,
quienes han sido ilegalmente despojadas, agredidas y violentadas”, se lee en la propuesta.

“La razón acompaña a las y los wixaritari que decidieron marchar desde sus comunidades en el norte
de Jalisco hasta Palacio Nacional para exigir que de una vez por todas se les restituyan sus terrenos.

Esta lucha tiene décadas y, aunque la Suprema Corte de Justicia de la Nación, el Estado mexicano no
ha hecho nada para que se les devuelvan las más 11 mil hectáreas”, dijo Castañeda.

Clemente Castañeda ha acompañado la lucha de las comunidades wixáritaris desde hace años, como
legislador en el Congreso de Jalisco, luego en el Congreso Federal y ahora desde el Senado de la
República.

“Una y otra vez he denunciado las amenazas, persecuciones y desaparición de líderes
indígenas que defendieron su territorio. Hoy vuelvo hacer un enérgico llamado a las autoridades
federales para que se resguarde su integridad y se les haga justicia.