El Congreso local aprobó en lo general con 36 votos a favor y 28 en contra el dictamen que modifica la estructura orgánica del Instituto Electoral de la Ciudad de México (IECM).

Con lo anterior, Morena y sus aliados avanzan en la aprobación de esta reforma al Código de Instituciones y Procedimientos Electorales, luego de más 18 horas de gritos, forcejeos y discusiones.

La oposición aseguraba que tenía una moción suspensiva en la que argumentaban las razones de la ilegalidad del dictamen, moción de 465 páginas que se solicitó leer íntegramente.

La diputada secretaria Marcela Fuente Castillo (Morena) empezó a leer a las 16:00 horas y tuvo que ser suplida por varias legisladoras de su bancada, entre ellas Ana Francis López-Bayghen, quien demostró su entrenamiento como actriz al leer con gran velocidad, articulación y dicción.

Sin embargo, para las 22:00 horas apenas habían leído la mitad de las 465 páginas.

Al final, la moción suspensiva presentada por los diputados Ricardo Rubio y Diego Garrido al dictamen del Código de Instituciones y Procedimientos Electorales de la Ciudad de México, fue rechazada con 35 votos a favor y 25 en contra.

La discusión continúa en lo particular con el desahogo de más de mil reservas al dictamen que presentó la Comisión de Asuntos Político-Electorales del Congreso de la Ciudad de México. 

¿Qué propone el dictamen?

La reforma al Código de Instituciones y Procedimientos Electorales busca hacer una reestructuración del órgano electoral, lo que incluye la eliminación de cinco áreas técnicas del mismo, las cuales son la Unidad Técnica de Fiscalización, la Unidad de Derechos Humanos y Género, el Centro de Formación y Desarrollo, la Unidad de Vinculación con Organismos Externos y la Unidad Técnica de Archivo, Logística y Apoyo a Centros Desconcentrados. Se contempla eliminar alrededor de 100 plazas de trabajadores.