El caso contra el gobernador Francisco García Cabeza de Vaca es una vil persecución política del gobierno federal, afirmó la bancada panista en Senado, al tiempo que expresó su rechazo absoluto al uso político de las instituciones del Estado para perseguir a los opositores a este gobierno.

Lo anterior, con relación a la revelación de que ex director de la Unidad de Inteligencia Financiera, Santiago Nieto, aceptó en un mensaje dirigido al abogado del mandatario local que él solo hizo lo que le ordenó el gobierno.

Las senadoras y los senadores del PAN señalaron que se confirma lo que expresaron desde el inicio: se trata de una vil persecución política contra adversarios.

“Desde el inicio del caso contra el gobernador Francisco García Cabeza de Vaca señalamos que se trataba de señalamientos infundados. Han intentado una y otra vez torcer la ley para fabricar acusaciones contra el gobernador tamaulipeco”, acusaron.

Basta de persecución política, exigieron los legisladores de Acción Nacional.

Este gobierno, en lugar de dar resultados a las y los mexicanos, de combatir al crimen, se ha dedicado a perseguir a quienes piensan diferente, sostuvieron.

“No les importa violar la ley y el debido proceso, filtrar o fabricar información. Mentir y manipular a la opinión pública. No importa nada más que atacar a quienes consideran sus enemigos”, remataron.