Emilio Lozoya Austin, exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex), no ha cumplido con la reparación del daño en los casos Odebrecht y Agronitrogenados, informó la Fiscalía General de la República (FGR).

En el caso Odebrecht, continúa el procedimiento sin ningún beneficio procesal para el exfuncionario, detalló la autoridad.

Por el caso Agronitrogenados, a Lozoya se le tienen embargados bienes sometidos a extinción de dominio. “El procedimiento penal continúa sin ningún beneficio procesal”.

“En el caso de un adeudo fiscal de Emilio, por pago de impuestos, dicho pago lo ha estado gestionando a través de la Procuraduría Fiscal de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, situación que se encuentra en trámite. Este pago de impuestos no tiene vinculación de ninguna naturaleza, ni conexión de ningún tipo con los dos casos anteriores”, detalló la FGR.

Emilio Lozoya Austin fue detenido en una zona residencial de alto poder adquisitivo de Málaga, España, en febrero de 2020.

Después de ser extraditado, atenido al criterio de oportunidad, enfrentó un proceso por lavado de dinero, asociación delictuosa y cohecho desde su casa en la Ciudad de México.

Los delitos de los que se le acusa están relacionados con supuestos sobornos de Odebrecht a cambio de contratos y la compra de una planta chatarra a Altos Hornos de México, lo que le causó un daño al erario.

Mientras seguía su proceso desde casa, se supo poco de él, al menos hasta que el sábado 9 de octubre de 2021, cuando circularon fotos mientras comía en un restaurante de la Ciudad de México en compañía de otras cuatro personas, lo que ocurrió una semana después de que ratificara ante la FGR su declaración contra otros exfuncionarios mexicanos por el caso Odebrecht.

La tarde del miércoles 3 de noviembre de ese año, un juez federal le dictó prisión preventiva a petición de la FGR que alegaron que el exfuncionario utilizó el criterio de oportunidad para dilatar el proceso en su contra.

Fuente: expansión política