Este miércoles el Servicio de Administración Tributaria (SAT) otorgó una prórroga para la factura electrónica 4.0, prolongando su entrada en vigor hasta el 2023, por lo que ajora ya no urgirá el trámite de la Constancia de Situación Fiscal.

Lo anterior derivado de que en las últimas semanas se han registrado filas kilométricas en las oficinas del SAT para poder obtener la Constancia de Situación Fiscal. Misma que las empresas les están pidiendo a los empleadores.

El SAT aclaró que en caso de que los contribuyentes conozcan su Registro Federal de Contribuyentes (RFC), nombre o razón social. Así como el código postal del domicilio fiscal y régimen fiscal, no es necesario presentar la Constancia de Situación Fiscal ante su empleador o emisor de factura.

Agregó que la emisión de la factura de nómina es independiente a la obligación laboral que tienen los empleadores de pagar sueldos y salarios a sus trabajadores. Por lo que no entregar la constancia no es motivo de despido ni de retención de pago.

Cabe destacar que las personas físicas y morales que ya están utilizando la modalidad de facturación 4.0 deberán continuar con ella. Mientras que quienes no han realizado el cambio, ahora tendrán hasta el 1 de enero de 2023.

Contrapeso Ciudadano