Toño Berumen, reconocido mánager de boybands mexicanas, sigue en libertad a pesar de que hay varias denuncias de abuso sexual en su contra por parte de varios hombres que trabajaron junto a él.

Por ello, tres presuntas víctimas de Berumen narraron sus casos y pidieron justicia. En entrevista, Mauricio Martínez, Jesús Falcón y otro hombre –que no quiso a dar a conocer su identidad – narraron sus casos. Esto en el contexto de que ya hay diez denuncias formales en su contra y 17 más que se siguen preparando –según la organización Nosotras por ellas–.

Mauricio Martínez sobre Toño Berumen: «ha estado cerca de los últimos tres Papas»

De acuerdo con Mauricio Martínez, existen más de 20 víctimas que acusan a Toño Berumen de abuso; esto cuando sostuvieron una relación laboral con él.

“Hay más de 20 víctimas que fueron llegando a mis redes sociales desde el 8 de marzo que yo lancé un tuit en el que destapé lo que me sucedió a mí. Lo que nunca imaginé fue que había más y más víctimas hombres diciendo ‘a mí también me pasó’”, indicó el cantante.

En este sentido, reiteró que fue gracias al tuit que lanzó Sasha Sokol en contra de Luis de Llano lo que hizo que rompiera el silencio: “Sasha fue la que me inspiró a mí –su tuit –. Me temblaba la mano, las lagrimas caían y dije ‘tengo que hacerlo, ya me callé 20 años’”.

Explicó que hay casos en contra de Berumen que van desde 1996 hasta el 2022. Sin embargo, no todos decidieron denunciar, aunque se están apoyándose entre sí.

En este sentido, Mauricio Martínez sostuvo que Toño Berumen tiene apoyo de grupos de poder. Incluso, que es cercano al Vaticano.

“Él ha estado muy cerca de los últimos tres Papas. Él llevaba artistas al Vaticano. Él es el dueño de la empresa Capilla Sixtina. Tiene contactos, está apoyado por gente poderosa”, sentenció.

Asimismo, declaró que el proceso en México ha sido tardado, pero que está esperanzado de que se haga justicia, pues a pesar de que todos los casos son distintos, Berumen presuntamente tiene un claro modus operandi.

“Hay un modus operandi muy claro. Entendiendo que el proceso en México es tardado…que ya se haga justicia”, agregó.

Jesús Falcón sobre Toño Berumen: «abuso sexual, maltrato y muchas cosas»

Otro testimonio que se dio a conocer fue el de Jesús Falcón, quien aseguró que su caso lo presentó el año pasado en una entrevista, por lo que se unió de inmediato con Martínez cuando también denunció su caso.

“Coincidimos porque Mauricio es mi hermano desde que coincidimos en un proyecto musical y yo el año pasado platiqué este caso en una entrevista que tuve por cuestiones de mi carrera musical y coincidió que al año Mauricio lo puso”.

Jesús Falcón contó que él ya presentó una denuncia pública por abuso sexual agravado porque en ese entonces trabajaba con Toño Berumen en el grupo M5: “Sí, ya hay denuncia por abuso sexual, por maltrato y muchas cosas que no puedo entrar en detalles por la investigación. Sufrí mucho los dos o tres años que estuve en el grupo (M5) y fui de gira. La agresión sucedió en el 2004”, agregó.

Externó que él rompió el silencio, pues no es justo lo que han vivido. Además de que no quiere que a otro joven le apaguen sus sueños.

“Yo hice la denuncia porque no es justo, lo hice por mí, por ese joven que vino a la Ciudad de México para cumplirlos, por ser un ejemplo para mis sobrinos, para más chicos que quieren tener una carrera y que los papás se den cuenta que esto no es nada fácil y que se tiene que acabar. Me hubiera gustado que cuando yo empezaba mi carrera otra persona hubiera hecho lo que yo, Mauricio y los otros compañeros estamos haciendo”.

Víctima acusa a Toño Berumen de trata de personas

La tercera víctima, de la cual se protegió su identidad, señaló que interpuso una denuncia en contra del productor, pues además de que lo obligó a participar en actos sexuales, lo presionaba para que reclutara a más jóvenes.

«Los hechos ocurrieron en 2016 que yo trabajaba en el medio y conozco a una persona de los que representaba (…) Me invita a ser parte de su staff, acepto y con promesas me dijo que mi carrera podía subir. Conozco al señor Berumen y pues no fue de la manera que yo esperaba porque prácticamente es integrante del grupo y otras personas me obligaron a estar en una orgía con él, y posteriormente me volvió a citar en su oficina y me prometió que me iba a abrir las puertas del medio más si yo le reclutaba a chicos”, indicó.

Fue ahí, cuando la víctima lo enfrentó, lo acusó de trata de personas y lo mandó a golpear: «Él me quiso obligar a que, después de todo lo asqueroso que me hicieron hacer ahí, para que mi carrera subiera yo le llevara niños y yo le dije que no, que eso es trata de personas, yo me le enfrente al señor Berumen cara a cara y posteriormente me mandó a golpear. Tengo las pruebas de que fue él porque una de las personas que me golpearon dijo que no se le pasaba», aseguró.

Por Milenio