La calificadora Fitch Ratings redujo su estimado de crecimiento económico para México, de 2 por ciento a 1.8 por ciento, además de prever más inflación.

“Las perspectivas de crecimiento se ven obstaculizadas aún más por la lentitud de la inversión, una tendencia que se relaciona en parte con el ruido político y la incertidumbre regulatoria”, acentuó la firma en su actualización de perspectivas globales de junio.

Indicó que no sería sino hasta 2023 cuando la economía mexicana no retorne a sus niveles previos a la crisis sanitaria.

Además, la agencia comentó que este año la inflación cerrará en 5.3 por ciento, desde el 3.7 por ciento previo.

“La inflación se ha acelerado a niveles no vistos desde 2001 debido al aumento de los precios de las materias primas, la interrupción de la cadena de suministro y los cambios en la demanda relacionados con la pandemia”, abundó la firma.

Fitch Ratings destacó los esfuerzos del Gobierno de México por tratar de mitigar las presiones inflacionarias vistas recientemente. Sin embargo, consideró que el impacto de las acciones es limitado.

A consecuencia de una mayor inflación, Fitch prevé que Banco de México siga elevando la tasa de interés de referencia hasta el 8.5 por ciento este año.

Fuente: El Financiero