La presidenta de la comisión de Igualdad de Género del Senado presentó una iniciativa para que se castigue como violencia de género las agresiones cometidas contra hijos o familiares de las mujeres

Martha Lucía Micher em conferencia de prensa explicó que cualquier acción contra hijos o familiares de las mujeres se debe considerar como violencia a través de interpósita persona.

La legisladora dijo que al incluir este concepto se establecerá que las amenazas, dañar a menores, ocultar o sustraer a los hijos fuera de su residencia serán consideras agresiones contra la mujer.

La presidenta de la comisión de Igualdad de Género explicó que también se incluye el caso de utilizarlos con el fin de obtener información de la madre, o promover o fomentar actos de violencia física o psicológica contra la madre o que afecten el vínculo entre ellos.

La senadora Micher señaló que los que quienes comenten este tipo de delitos son, por lo general, parejas o exparejas por matrimonio o concubinato y en algunos casos cuando ni siquiera se ha vivido en el mismo domicilio.

Señaló que también los agresores denuncian legalmente, por medio de hechos falsos o inexistentes, para objetar la custodia de los hijos, para librare de las pensiones alimenticias como otros medios para dañar la dignidad, la integridad y hasta la libertad de las mujeres.

La legisladora dijo que el 52% de las agresiones contra las mujeres se ejercen cuando están separadas o divorciadas, 28% cuando aún viven juntos y el 14% cuando están en el proceso de separación. Afirmó que el 82% de los asesinatos de los hijos el padre es el autor, el 16% la pareja de la madre.

Martha Micher afirmó que esto los obliga a incluir este tipo de violencia familiar identificando las agresiones.

De igual manera propone reformar el Código Civil Federal, con el fin de que el Estado mexicano tenga la misma responsabilidad de promover, respetar, proteger y garantizar, desde la perspectiva de género, los derechos humanos de las mujeres, sus hijos dentro y fuera del país.

Con esto cualquier acción u omisión que violente los derechos humanos de las mujeres víctimas deberá ser investigada, sancionada y reparada con perspectiva de género.