DACCA/NUEVA DELHI. Al menos 46 personas murieron durante los últimos días y millones se encuentran afectadas por las intensas lluvias del monzón que afectan esta semana el noreste de la India y el vecino Bangladesh, donde este 18 de junio de 2022 empeoró la situación, con amplias zonas inundadas y masivos cortes eléctricos.

Las regiones más afectadas son los estados nororientales indios de Assam y Meghalaya, con 34 muertos desde el martes, mientras que en Bangladesh fallecieron doce personas y unas 4 millones resultaron afectadas, sobre todo en los distritos de Sylhet y Sunamganj.

«La situación empeoró hoy al haber llovido de manera continuada. Los ríos también están llenos, el agua no retrocedió. La mayoría de las áreas de Sylhet y Sunamganj no tienen electricidad», afirmó a Efe el subcomisionado regional bangladesí, Mohammad Zakaria.

Ese agravamiento de la situación dificulta las labores de rescate, añadió la fuente.

Ocho de los doce fallecidos en Bangladesh murieron el viernes por el impacto de rayos durante las tormentas, y los otros cuatro este sábado por deslizamientos de tierra en una zona montañosa en el sur del país, según revelaron varias fuentes del Ministerio de Gestión de Desastres bangladesí y de la Policía. EFE