El dirigente nacional de Morena, Mario Delgado negó que su partido realice actos anticipados de campaña en los actos para promover a los aspirantes a las candidatura presidencial y a las gubernaturas; advirtió que no permitirán intimidaciones del Instituto Nacional Electoral (INE). 

“Hemos revisado muy bien la ley, no estamos cometiendo un acto anticipado de campañas. Imagínense, pues estamos en el 2022. Entonces habría que revisar la historia de vida de cada uno de nuestros aspirantes, pues a ver si en la primaria hizo alguna declaración o que quería ser presidente. Entonces, lo van a declarar acto anticipado de campaña. Estamos lejos de los tiempos electorales y tenemos que aprender, ahora, a vivir en esta democracia abierta, transparente, sin hipocresías. Entonces, no vamos a permitir la persecución política de las autoridades electorales”, sostuvo en conferencia de prensa. 

Lo anterior, luego de anunciar que el próximo 26 de junio, arrancarán la organización de la elección en Coahuila con una asamblea de unidad en la que participarán militantes y funcionarios de gobierno, como ocurrió hace unos días en Toluca, Estado de México y cuyos hechos ya están siendo investigados por el INE, por lo que afirmó que con ello no violan ningún ordenamiento. 

“Claro que nos vamos a ceñir a lo que marca la ley, pero estamos lejísimos del proceso electoral. El problema, y esta persecución de las autoridades, tiene que ver con los de enfrente, que no logran encontrar a ninguno que pueda hacernos frente”, señaló el dirigente morenista. 

En este contexto, acusó a las autoridades electorales de buscar dañar a los aspirantes presidenciales de Morena que dijo están muy bien posicionados ante la ciudadanía. 

“La autoridad está tratando de ponerle el pie a nuestros corcholatos y corcholatas que están, no es por presumir, pero muy bien posicionados entre la ciudadanía. Entonces, vamos a actuar apegados a la ley, estamos siendo muy cuidadosos de qué se puede hacer, qué no se puede hacer y en qué tiempos”, sostuvo Delgado. 

Al ser cuestionado sobre el uso de la imagen del presidente Andrés Manuel López Obrador y de los programas sociales para realizar campaña, Delgado sostuvo que mantendrán de estandarte la imagen del titular del Ejecutivo, al tanto que negó que haya uso electoral de apoyos.