Como parte de la estrategia de seguridad de todas las corporaciones del Estado, en el pasado mes se reportó la detención de 24 personas, cinco de ellas “relevantes”, ya que pertenecen a diversos grupos de criminalidad de alto impacto, informó esta mañana el general Luis Cresencio Sandoval, titular de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

Como parte del informe de seguridad que se presenta mensualmente en la mañanera del presidente Andrés Manuel López Obrador, el general secretario detalló que estas cinco personas son Oscar N, alías Mando Mosca, jefe regional de la alianza de los cárteles Golfo-Jalisco Nueva Generación en Zacatecas.

Otros tres aprehendidos en Ciudad Obregón, Sonora, generadores de violencia en Baja California y pertenecientes al grupo Arelano Félix: José Carlos N, El Chamuco; Marco Antonio N, El Tony; y Carlos Alfredo N; en tanto que en Cuautepec de Hinojosa, Hidalgo, se capturó a Carlos N, alías El Guile, operador de un grupo de robo de combustible identificado como los Cenobios.

En cuanto a las cifras de este mes, el titular de la Sedena indicó que las diferentes acciones dejaron 6 mil 642 kilos de mariguana asegurados, mil 753 e metanfetaminas, 13 de heroína, 5 mil 314 de cocaína, 53 de fentanilo y dos de goma de opio; así como 6 mil 570 plantíos de amapola, en 749 hectáreas; 323 de mariguana en 42 hectáreas y uno de coca en 1.06 hectáreas.

Entre el 20 de mayo y el 20 de junio de este año, añadió el general, se aseguraron 553 armas de fuego, 35 mil 139 cartuchos, mil 469 cargadores, 397 vehículos, 36 granadas, 46 inmuebles y se detuvo a 622 personas; además que se decomisaron 9.5 millones de pesos y 172 mil 738 dólares.

Las fuerzas armadas lograron desactivar en este mes 72 laboratorios clandestinos donde se fabricaban diversas sustancias ilícitas, de ellos 65 en Sinaloa, cuatro en Michoacán, uno en Baja California, uno más en Jalisco y otro en Guerrero.

De estas acciones se obtuvieron 2 mil 631 litros de metanfetamina, 3 mil 292 recipientes con 29 mil 677 litros de sustancias químicas para elaborar dicha droga; 21 mil 481 kilos de sosa cáustica; mil 50 de ácido clorhídrico, 204 reactores de síntesis orgánica y 60 condensadores. Con esto se evitó que las organizaciones delictivas obtuvieran más de 82 mil millones de pesos, aseveró Sandoval.

Fuente: La Jornada