El presidente Andrés Manuel López Obrador confió que para el 2023 México será autosuficiente en el procesamiento de combustibles e incluso anunció que buscará construir otra coquizadora, ahora en Salina Cruz, Oaxaca, ya que, indicó, se prevé que la crisis de los precios altos de éstos se extenderá.

En conferencia en Palacio Nacional, el mandatario destacó la importancia de la refinería de Deel Park, en Texas, Estados Unidos, de la rehabilitación de las seis refinerías en nuestro país, así como de la puesta en marcha en los próximos días de la de Dos Bocas, Tabasco, para que México produzca sus propias gasolinas.

«El propósito es que podamos procesar toda nuestra materia prima y no comprar gasolinas ni diésel, porque estamos previendo que se va a prolongar la crisis de precios altos en combustibles, porque no hay capacidad suficiente de refinación en el mundo, se dejó de invertir en refinerías”, dijo.

López Obrador aseguró que México tiene la posibilidad en 2023 de refinar toda su materia prima para cubrir la demanda interna.

Resaltó que desde 2018 se han invertido entre 40 y 50 mil millones de pesos en las seis refinerías del país, mismas que fueron recibidas con una operación de 30 por ciento, pero actualmente ésta ha subido a 60 por ciento y se busca que sobrepase el 80 por ciento.

Sobre la refinería de Dos Bocas, que el próximo 1 de julio inaugurará, explicó que como terminal marítima recibirá más de 1 millón de barriles diarios de “todos los pozos de tierra de Tabasco y de Campeche y de los pozos de aguas someras de Campeche”.

Comentó que gracias a su localidad y debido al puerto marítimo petrolero se podrá sacar por barco el combustible necesario para el país.

El presidente cuestionó la falta de inversión en las refinerías durante años; no obstante, resaltó las acciones que ha hecho su gobierno en la materia.

«El propósito era destruir la industria petrolera y de milagro se produjo el cambio que pasado mañana va a cumplir cuatro años y paramos todo, ya nada más nos queda pendiente y estamos ya por resolver una inversión abandonada de un campo de gas en las costas de Veracruz”, dijo.

Sobre la coquizadora que buscará construir en Salina Cruz, Oaxaca, dijo que ésta sólo sería levantada mas no se pondrá en marcha por falta de tiempo y podría ser inaugurada a finales de 2024, año en que deja el cargo.

Aclaró que si bien es necesario transitar a las energías renovables, esto se debe hacer poco a poco.

“Lo mejor es que se avance en energías renovables, limpias, pero son procesos que llevan tiempo y en algunos casos, por eso, están padeciendo, no supieron manejar los tiempos, y se creyeron lo que se decía de que pronto ya todo iba a ser con energías renovables”, mencionó.