La Secretaría de Gobernación por conducto de la Unidad de Política Migratoria, Registro e Identidad de Personas (UPMRIP), participó en el ‘VII Congreso Latinoamericano y Caribeño Sobre Trata de Personas y Tráfico de Migrantes’, organizado por la Cámara de Diputados, con el objetivo de dar respuesta a los desafíos que este flagelo representa para México.

Durante su participación la titular de la UPMRIP, Rocío González Higuera, afirmó que siete de cada 10 migrantes provenientes de Guatemala, Honduras y El Salvador que cruzaron a Estado Unidos de manera irregular por la frontera norte de México, utilizaron algún guía o “coyote”, con un pago promedio de 4 mil 559 dólares, lo que implica que la mayoría de los cruces están subordinados a una red de tráfico.

La servidora pública destacó que en el caso de mexicanas y mexicanos que cruzan de manera irregular, cinco de cada 10 utilizaron algún guía o “pollero”, y el pago promedio fue de 4 mil 967 dólares. «Estamos hablando de casi 400 dólares más, la hipótesis es que las redes que usan los connacionales están más consolidadas, por lo tanto, el cruce exitoso es más probable”.

Asimismo, detalló que, en 2019 el tráfico de migrantes obtuvo ganancias aproximadas de 615 millones de dólares, cifra obtenida con estimaciones en la Encuesta Sobre Migración en la Frontera Sur (EMIF SUR), sin embargo, el tamaño del mercado debe ser mucho más grande.

Por lo anterior, dijo, «se requiere terminar con la corrupción, escuchar a las víctimas, restituirles sus derechos y asegurar que cada acción gubernamental sea a favor de la defensa de los derechos humanos de las personas en contextos de migración», finalizó.