El embajador de Estados Unidos en México, Ken Salazar, aclaró que ningún personal de su país participó en la operación táctica que resultó en el arresto de Rafael Caro Quintero. La aprehensión fue realizada exclusivamente por el gobierno mexicano, puntualizó.

Agregó que el arresto de alguien que durante mucho tiempo aterrorizó a los ciudadanos mexicanos y está implicado en la tortura y muerte de un agente de la DEA es un hito no solo para nuestros gobiernos, sino también para la gente de nuestros países.

La exitosa operación mexicana ejemplifica lo que podemos lograr al trabajar juntos para salvaguardar a los ciudadanos de México y los Estados Unidos, añadió.

Salazar precisó que la Secretaría de Marina realizó con éxito el operativo para capturar a Caro Quintero, por lo que felicito a la dependencia por ejecutar la operación y lamentó la pérdida de 14 “valientes infantes de marina mexicanos”.

Las declaraciones del diplomático se registraron luego de que fuentes de alto nivel de inteligencia norteamericana aseguraron que la DEA participó directamente en el operativo de captura.

Fuente: La Jornada