Al menos cinco personas murieron en un atentado reivindicado por islamistas radicales y perpetrado con un coche bomba contra un famoso hotel del centro de Somalia, informaron la policía y testigos. 

La explosión dejó también 14 heridos y destruyó el hotel y edificios colindantes en la ciudad de Jowhar, a unos 90 kilómetros al norte de Mogadiscio, la capital de Somalia. 

La policía declaró que los asaltantes impactaron el vehículo cargado de explosivos contra el muro exterior del hotel Nur-dood, muy frecuentado por responsables políticos locales. 

«Mataron a cinco civiles, entre ellos, mujeres que trabajan en el hotel y agentes de seguridad», notificó un oficial de policía de la localidad, Mohamed Ali. 

El atentado fue reivindicado por el grupo Al Shabab, afiliado a Al Qaeda, levantado en armas desde hace diez años contra el Estado somalí. 

Este grupo, que fue expulsado de las principales ciudades del país gracias a la intervención de tropas de la Unión Africana, mantiene su presencia en amplias zonas rurales, y también una importante capacidad de ataque. 

El nuevo primer ministro, Hamza Abdi Barre, nombrado en junio tras las elecciones generales, presentó sus condolencias a las familias de las víctimas, y prometió ayuda para los heridos. 

Con información de AFP