El Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) instruyó al Banco de Bienestar para que responda a una solicitud y dé a conocer los informes sobre los recursos para la construcción y equipamiento de sus sucursales.

Durante su sesión de la semana pasada, el órgano de trasparencia señaló que esta información debe ser pública, sobre todo luego de que la Auditoría Superior de la Federación (ASF) pidió al banco aclarar el destino de 118 millones de pesos, de sus participaciones de la cuenta pública de 2020.

La información requerida se refiere a los recursos destinados para la apertura de las primeras 115, del total de 2 mil 700 sucursales de la institución.

La solicitud ciudadana para estos datos incluye los informes quincenales de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), que contienen las estimaciones y la justificación de los recursos proporcionados para la construcción y equipamiento de sus sucursales.