La justicia rusa impuso este lunes una multa de 21 mil 700 millones de rublos (unos 375 millones de dólares) a Google por no restringir el acceso a contenidos “prohibidos”, tal y como estipula la legislación local.

“Reconocer culpable a Google de infracción administrativa e imponer una multa de 21,770.392.317 rublos”, dice el veredicto judicial, citado por la agencia Interfax. Indica además que la elevada multa se impone por una infracción recurrente de Google.

El pasado diciembre un tribunal moscovita ya condenó a Google a desembolsar siete mil 220.000 millones de rublos (casi 99 millones de dólares) por infringir la legislación local.

A su vez, otra corte moscovita hizo lo propio con Meta, propietaria de Facebook, condenada al pago de una sanción de mil 990 millones de rublos (unos 2.7 millones de dólares).

En marzo, poco después del inicio de la campaña militar rusa en UcraniaMeta fue reconocida como organización extremista y prohibida en Rusia.

Esta es la segunda vez que Google, amonestado en varias ocasiones por incumplimiento de las leyes rusas, recibe una multa de un monto tan elevado, calculado en base a los ingresos del gigante informático, según las autoridades rusas.

Rusia mantiene también restringido el acceso a redes sociales como Facebook, Twitter e Instagram y no descarta el bloqueo de la plataforma de vídeos online YouTube, que pertenece a Google y que bloqueó a mediados de marzo los canales de medios estatales rusos, como Russia Today (RT), Rossía 24 o Sputnik.

Con información de EFE