Ante los actos de violencia y vandalismo que se han presentado y afectado a diversas instalaciones de Agua y Drenaje de Monterrey, el Gobierno de Nuevo León dio a conocer que los mismos constituyen una alteración grave del orden público, por la afectación de la infraestructura destinada al abastecimiento de agua potable a la población.

En el Periódico Oficial del Estado, el Gobernador Samuel Alejandro García Sepúlveda señala que con pleno respeto a la autonomía municipal, se ordena a las diversas corporaciones policiales de cada uno de los Municipios del Estado de Nuevo León, para que de inmediato estén a disposición del Secretario de Seguridad para establecer protocolos de resguardo y protección a dichas instalaciones.

“Para los efectos de lo ordenado en el Acuerdo segundo, los superiores o titulares de las corporaciones policiales municipales, estarán bajo las órdenes, supervisión y control del Secretario de Seguridad Pública del Estado”, indica el decreto.

“Se instruye a la Secretaría de Seguridad para que de inmediato entre en comunicación con las diversas corporaciones policiales de los municipios del Estado de Nuevo León, para el efecto de notificarles de la presente Declaratoria y establezcan los protocolos que sean necesarios e idóneos para salvaguardar, custodiar y proteger las instalaciones del Organismo Público Descentralizado Servicios de Agua y Drenaje de Monterrey, I.P.D.”, se agrega.

En el decreto, el Gobernador exhorta a los alcaldes para que en el ámbito de sus atribuciones faciliten el cumplimiento puntual, oportuno y eficaz. 

La vigencia del presente Acuerdo será por tiempo indefinido, hasta en tanto persistan las condiciones de crisis hidrometeoroógica en el Estado.

Con independencia de la publicación de la presente Declaratoria en el Periódico Oficial del Estado, se instruye a la Secretaría General de Gobierno para que, por las vías institucionales, se notifique y haga del conocimiento de los Presidentes Municipales de cada uno de los municipios de la entidad.