Por: Fernando Moctezuma Ojeda – @FerMoctezumaO

El pasado viernes, a media tarde, fue detenido el llamado Rafael Caro Quintero, el “narco de narcos”. Un líder criminal que reinó durante la década de los ochenta, y fundador de la primera agrupación criminal de la que se tiene registro en México, el Cártel de Guadalajara. Prácticamente, un maestro para Joaquín “el Chapo” Guzmán, y de Héctor Luis Palma Salazar, “el güero Palma”.

 Aquí en confianza, querido lector, puedo confesarle que en el momento de su detención yo me encontraba comiendo con un muy estimado periodista, reportero desde hace más de 30 años, cuando llegó la notificación a mi celular: “Aprehenden a Caro Quintero”, decía la pantalla. 

En ese momento, mi primera pregunta fue: ¿que tiemble Manuel Bartlett? A lo que me respondió: “no creo. Si no dijo nada cuando lo detuvieron en el 85, ahora menos”. Y sí, me pareció coherente. 

Pero debemos tener en cuenta que en ese entonces, el actual titular de la Comisión Federal de Electricidad, era cobijado por las más altas cúpulas del poder mexicano; igual que ahora, pero en esta ocasión, Quintero será extraditado a Estados Unidos, en donde, a pesar de los años, no le han perdonado por el asesinato del agente de la DEA, Enrique Camarena. 

Por otro lado, cabe destacar que esta detención se da apenas 48 horas después del encuentro entre los presidentes de México, Andrés Manuel López Obrador, y de Estados Unidos, Joe Biden; y usted y yo bien sabemos que en política nunca hay coincidencias. 

Como ejemplo podemos recordar la detención de César Duarte, exgobernador de Chihuahua, hace un año precisamente, en julio de 2021, casi de manera simultánea, cuando ambos presidentes celebraban otro encuentro en la Casa Blanca. 

Por lo tanto, retomando el tema de Bartlett Díaz, bien podemos pensar que Estados Unidos buscará llegar hasta el fondo del asesinato de ‘Kiki Camarena’. 

Sin embargo, también hemos visto la facilidad que Marcelo Ebrard tiene para lavar la ropa de Andrés Manuel, como hizo con la detención del exscretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos, quien oficialmente sería juzgado en México, pero nunca sucedió nada, e incluso, asistió a la inauguración del Aeropuerto en Santa Lucía. 

Elucubraciones puede haber, y habrá muchas, pero si algo ha quedado demostrado, es que si quisieran, bien podrían arrestar a quienes tanto daño han hecho a nuestra sociedad, sin necesidad de, como dijo burlonamente el residente de Palacio, “ametrallar desde los helicópteros” a nadie. 

Queda claro que la supuesta “estrategia” de seguridad es una completa burla para la ciudadanía, pero también salta a la vista que, si quisieran, podrían acatar todas las órdenes de aprehensión que quedan pendientes. 

Rafael Caro Quintero será procesado bajo las leyes del país norteamericano, y con sus casi 70 años, podemos decir casi con total seguridad, que morirá en prisión. La duda que queda en el aire es quién caerá con él. 

Decía la canción que “ni mi nombre ni mi fotografía, nunca van a mirar en papeles, porque a mí el periodista me quiere; y si no, mi amistad se la pierde”. Yo: #SóloDigoLoQueVeo.

JUEGO DE CARTAS:

RAP: El suspirante, Ricardo Monreal Ávila estrenó un rap con el que, bien podemos decir, que arranca su candidatura con miras a la presidencia de la República. Llama la atención que por ningún lado se menciona a su partido, pero sí reclama, por ejemplo, que “el futuro he abanderado sin ser nunca mencionado”, o que “yo sí soy de izquierda”, y “no nos vamos a dejar”. //ERRORES: Hablando del zacatecano, el también presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado de la República calificó como un error haber anticipado con tantos años la sucesión presidencial. En este sentido, destacó que su único plan es suceder a López Obrador y convertirse en el “presidente de la reconciliación nacional”, asegurando que ganará la candidatura por Morena a la presidencia de México en 2024 gracias a la militancia y el pueblo. –¿Entonces sí o no?– //RECORTES: La Secretaría de Educación Pública había prometido, en el papel, un presupuesto histórico para este rubro, superior a los 715 millones de pesos, sin embargo, se han ejercido apenas 2.2 millones, y por si fuera poco, deja aún más rezagados al estudiantado con capacidades diferentes. –Mientras tanto, Delfina pataleando en el Estado–.

P.D: ¿No que no se podía? 

CONTACTO:

hola@fermoctezuma.news / Telegram / Twitter / Instagram