El presidente Andrés Manuel López Obrador se pronunció nuevamente por una reforma al Poder Judicial para evitar la impunidad de servidores públicos.

Expuso el caso del juez Juan Pablo Gómez Fierro, a quien se investiga por el amparo concedido a Iberdrola para evitar el pago de una multa millonaria.

«No fue un proceso, consideramos, cuidado, y presumimos que hubo falsificación de documentos”, señaló en su conferencia de prensa matutina.

Advirtió que si se confirma la falsificación de documentos o el uso de documentos extemporáneos se procederá legalmente.

«Cero impunidad. No porque sea un juez, un ministro, un presidente, no se puede denunciar si está haciendo o cometiendo una injusticia”, refirió.

El presidente López Obrador sostuvo que prefiere una reforma al Poder Judicial que surja desde el interior, a que sea una iniciativa para cambiar la Constitución.

En este sentido aplaudió al ministro Arturo Zaldívar por impulsar la reforma.