El presidente Andrés Manuel López Obrador, afirmó que no se puede aceptar que intereses de un grupo corrupto y pseudoambientalistas se sitúen por encima de la construcción del Tren Maya.

López Obrador confirmó que el Tren Maya fue declarado como un proyecto de seguridad nacional, a fin de asegurar su construcción.

Detalló que hace una semana se reiniciaron las obras del Tramo 5, pese a la oposición de “un grupo corrupto y pseudoambientalistas”.

Señaló que tras la declaratoria del Consejo de Seguridad de que el proyecto sea considerado de seguridad nacional, se avanzará en los trabajos de construcción del Tramo 5, cuya obra detenida representaba un alto costo al presupuesto.

“Son obras públicas y no podemos aceptar que intereses de grupos, de facciones, se sitúen por encima del interés general”, afirmó.

Dijo que se optó por considerar al Tren Maya como una obra de seguridad nacional para cumplir con su entrega en diciembre de 2023.