En menos de ocho días, dos arteros asesinatos de médicos que laboraban en la sierra de Durango y de Chihuahua han cimbrado a la comunidad médica y al país entero.

Para los integrantes del Grupo Parlamentario del PRI en la Cámara de Diputados esta crisis de inseguridad que envuelve a México ha llegado a niveles insostenibles, por la falta de atención de las instancias correspondientes que deben brindar protección a estos profesionales de la salud en sus lugares de trabajo, afirmaron las legisladoras Frinné Azuara Yarzábal y Yolanda de la Torre.

“Las diputadas y diputados federales de este instituto político condenamos enérgicamente el cobarde asesinato del médico pasante Dr. Erick David Andrade Ramírez y de la médico anestesióloga Masiel Mexia Medina. Reprobamos, también, todo acto de violencia y reafirmamos nuestra postura en defensa de la integridad de todos los médicos en el país, sobre todo en estos tiempos de crisis de inseguridad que sufre la población”, sostuvieron.

Además, exigieron a las autoridades correspondientes establecer mecanismos eficaces para proteger y garantizar la seguridad de todo el personal de salud que labora en las unidades médicas rurales del sector público.

“Es lamentable que en nuestro país no existan las condiciones para salvaguardar la integridad física de estos profesionales que prestan sus servicios en espacios alejados, en donde vive la población más marginada y vulnerable”, manifestaron.

Explicaron que, por lo anterior, no es rechazo ni falta de compromiso que los médicos no quieran aceptar contratos en estas regiones, ya que se debe a la omisión de las autoridades en el resguardo de su integridad. “¿Como pretende el gobierno que los médicos vayan a laborar a estas unidades inseguras arriesgando su vida?”.

Para los legisladores priistas, señalaron, los profesionales de la salud no deben seguir siendo víctimas de la inseguridad por las estrategias fallidas de este gobierno. Su vida está en riego ya sea para un pasante, enfermera, médico general o especialista, los están enviando no a cumplir con su vocación de servicio, sino a exponer su vida.

“En el PRI nos preguntamos dónde está el Estado mexicano, el que debe garantizar a través de sus instituciones, seguridad, salud y derechos humanos a la población. ¿Dónde está el Gobierno federal, las políticas públicas y las acciones para garantizar a la población lo que necesita? Es urgente que reconozcan que han fallado y que tienen que replantear su fallida estrategia de seguridad”

Con preocupación y tristeza, la bancada tricolor envía sus condolencias a los familiares de los galenos Erick David Andrade y Masiel Medina, a la comunidad médica y a la Universidad de Durango por esta pérdida irreparable.

“El Grupo Parlamentario del PRI se suma a trabajar de manera coordinada con las instancias del Gobierno Federal, de las Entidades Federativas y de la Facultades de Medicina para elaborar una estrategia urgente de protección de derechos para garantizar la seguridad del personal de salud en todo el país”, subrayaron Frinné Azuara y Yolanda de la Torre.