Un juez de control dictó prisión preventiva a Berenice “N”, también conocida como la «Viuda Negra», acusada de ordenar el asesinato de su esposo, Jacobo Quesada, y sus dos hijastros, en abril de 2019 en la Ciudad de México, con la finalidad de quedarse con una herencia millonaria.

La Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJ de CdMx) dio a conocer que en la audiencia inicial, el agente del Ministerio Público formuló la imputación contra esta mujer por el delito de homicidio calificado y solicitó la vinculación a proceso.

La defensa legal de Berenice “N” pidió la duplicidad del término constitucional, mientras que el juez dictó prisión preventiva, por lo que permanecerá en el Centro Femenil de Reinserción Social Santa Martha Acatitla, al menos hasta la continuación de la audiencia.

Esta mujer fue detenida el miércoles pasado por elementos de la Policía de Investigación (PDI) y autoridades de Guerrero en el puerto de Acapulco, después de que pasó más de tres años prófuga de la justicia.

De acuerdo con las investigaciones ministeriales, en abril de 2019, Berenice “N” llegó a un establecimiento deportivo que era propiedad de su esposo, en la colonia Residencial Zacatenco.

Luego de realizar actividades inusuales en su rutina, solicitó al encargado hacer un recorrido por el inmueble, con el argumento de que era para verificar en qué condiciones se encontraba.

Al llegar a un departamento ubicado en el primer piso, el trabajador y la aprehendida encontraron sin vida a los hijos de su cónyuge, quien también se encontraba herido por lo que fue llevado a un hospital, donde posteriormente falleció.

Según los trabajos de campo y gabinete realizados por detectives de la Fiscalía de la Ciudad de México, el móvil podría estar relacionado con una herencia millonaria.

Fuente: Milenio