Al tiempo de sostener que su actual estrategia de seguridad es la adecuada, este viernes, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, defendió por enésima ocasión su estrategia de seguridad.

Pese a que había ya dado por concluida su tradicional conferencia de medios de esta mañana en este destino turístico, el primer mandatario de la nación se regresó a responderle a un comunicador que le gritó que era totalmente inoperante su actual forma de combatir al crimen organizado.

En respuesta, López Obrador insistió en que la estrategia de pedirle a soldado y marinos “hacer su trabajo y nosotros nos encargamos de los derechos humanos” como lo hacía Felipe Calderón ya no es posible.

Ahora “se respetan los derechos humanos de todos, no hay política de mátalos en caliente y después averiguamos cómo con Calderón, no somos iguales”. Insistió.

López Obrador también reiteró que el porcentaje de aumento de percepción de inseguridad en el país dado a conocer por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), donde se revela que la percepción de inseguridad aumentó de 66.2 en marzo a 67.4% en junio, según la encuesta trimestral divulgada hace un par de semanas.