El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que el empresario Carlos Slim es sensible respecto a los salarios y prestaciones de los trabajadores por lo que la huelga que estalló el sindicato de telefonistas podría resolverse entre hoy y mañana.

En su conferencia de prensa desde Puerto Vallarta, Jalisco, el mandatario federal reiteró que Slim es un empresario que ha reconocido siempre a su fuerza laboral en Telmex por lo que acercarse a ellos para buscar una salida conciliatoria será posible.

“Deseo que se pongan de acuerdo los telefonistas con la empresa o la empresa con los telefonistas, que haya acuerdo, que se concilien, que si están así, que se corran, que aporten los dos y yo lo deseo porque es una empresa mexicana y lo deseo en beneficio de los trabajadores y se tiene que conciliar, yo le tengo mucha confianza a Carlos Slim porque es una gente sensible.

“Él sabe, no sólo lo que significa mejorar el salario, sino la importancia que tiene la seguridad social, las prestaciones, además él me ha expresado que Teléfonos de México ha salido adelante frente a competidores por sus trabajadores, yo creo que sí van a llegar a un acuerdo”, sostuvo el mandatario federal.

“También conozco a Francisco Juárez, dirigente de los telefonistas y es un hombre recto y responsable. Puede ser que hoy lleguen a un acuerdo, sino mañana”, agregó.

Empleados de Telmex dijeron que la huelga estalló por la violación al contrato colectivo de trabajo, incluida la subcontratación, la exclusión de miembros del sindicato de los nuevos proyectos de Telmex y la falta de inversión para cubrir las principales necesidades operativas y administrativas.

El Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana (STRM) aseveró que la compañía aún tiene que llenar casi 2,000 vacantes que se negociaron previamente y quiere cambiar los beneficios contractuales para las nuevas contrataciones.

La agrupación, que el mes pasado llegó a un acuerdo para que algunos trabajadores recibieran aumentos del 4.5%, dijo además que Telmex utilizó “medidas coercitivas” mientras negociaba algunos aspectos del contrato colectivo.

Con información de Forbes México