La Cámara Baja de Estados Unidos, bajo control demócrata, apoyó este viernes una iniciativa para prohibir las armas de asalto en el país.

Sin embargo, tiene pocos visos de prosperar en el Senado, donde los progresistas tienen una ajustada mayoría.

Con 217 votos a favor y 213 en contra, la Cámara de Representantes respaldó esta propuesta, que presentó el legislador demócrata por Rhode Island, David Cicilline, antes de entrar en receso durante agosto.

Casi toda la bancada demócrata menos cinco legisladores votaron a favor de la iniciativa frente a la oposición de la mayoría de los republicanos, de los que solo dos la apoyaron.

El objetivo de la prohibición de armas de asalto

La propuesta busca penalizar la venta, fabricación, transferencia posesión e importación de varios tipos de armas semiautomáticas y de municiones de alto rango.

Ello, tras los tiroteos de los últimos meses en el país, donde en algunos casos se emplearon fusiles de asalto.

Tras el anuncio del resultado de la votación por parte de la presidenta de la Cámara Baja, Nancy Pelosi, los demócratas se sumieron en una ovación.

Durante el debate previo, Pelosi afirmó que cada año mueren más niños en EU por la violencia con armas, que por cualquier otra causa, como el cáncer o los accidentes de tráfico.

Recordó que las armas de asalto «han sido usadas en una masacre tras otra» en el país y que en muchos casos han tenido como blanco a menores de edad.

La presidenta de la Cámara Baja mostró, además, un anuncio de un arma de asalto diseñada para ser utilizada por menores.

Cabe decir, que la votación en el Congreso se produjo en un momento en que se celebra la fase final del juicio al autor confeso de la matanza de 17 personas en un instituto de secundaria de Parkland, en Florida, en 2018, quien también empleó un arma de asalto.

Las armas de asalto, han sido empleadas en los tiroteos más mortíferos de los últimos años, como el de mayo pasado en Uvalde, en Texas, donde 19 niños y 2 adultos murieron.

Fuente: EFE