Integrantes de la bancada de Morena en la Comisión de Relaciones Exteriores desecharon la iniciativa de la diputada federal Norma Aceves García que pretendía que los mexicanos que residen en el extranjero accedieran al derecho de tener una licencia de conducir para brindarles el derecho a la movilidad.

Mientras los morenistas argumentaron que los connacionales en el exterior no necesitan una licencia, sino una credencial del Instituto Nacional Electoral vigente para transitar, la integrante del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional (GPPRI) explicó que este documento es el que principalmente solicitan las autoridades norteamericanas para el tránsito de los migrantes mexicanos.

Al defender su propuesta, la legisladora priista detalló que con su aprobación se estarían aumentado las oportunidades de trabajo de los mexicanos. Además, agregó que con dicho trámite se obtendrían para nuestro país 290 millones de pesos, si el costo se fijara en una UMA mensual.
Detalló que su iniciativa tiene la intención de facultar a la Secretaría de Relaciones Exteriores (SER) a celebrar convenios con las entidades federativas que estén interesadas en ofrecer este servicio en el exterior y aumentar su hacienda pública.
Por lo que expuso, el costo correría a cargo de lo sestados en los términos propios del convenio, así como la distribución.

“Esta iniciativa surge de la petición de diversas asociaciones y colectivos de connacionales mexicanos que residen en el extranjero. Nuestros connacionales en el exterior requieren una mayor cobertura respecto a sus derechos humanos y la iniciativa persigue este fin”, reflexionó Aceves García.

En su oportunidad, los diputados del PRI María Elena Serrano y Augusto Gómez Villanueva acompañaron la propuesta de la legisladora y solicitaron al grupo mayoritario en la Cámara de Diputados sensibilizarse con los mexicanos que habitan fuera del territorio nacional.