La viruela del mono continúa como un foco de preocupación para los servicios de salud y las autoridades sanitarias a nivel mundial, pues el incremento de casos se ha pronunciado en más de 80 países, ante lo cual la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró la enfermedad como una emergencia de salud pública de carácter internacional.

En medio de un creciente temor por una posible infección e incluso las primeras defunciones en diferentes naciones, la especialista del Departamento de Microbiología y Parasitología de la Facultad de Medicina de la UNAM, Evelyn Rivera, explicó al órgano informativo de la Máxima Casa de Estudios que es importante enfrentar con medidas de prevención, similares a las aplicadas en contra del Covid-19.

Al tratarse de una enfermedad que se transmite por fluidos y gotículas mediante estornudos, tos o conversaciones, el cubrebocas y la sana distancia podrían ser suficientes para reducir la probabilidad de contagio de la viruela del mono, una enfermedad zoonótica, es decir, que se transmitió de animales a personas.

Rivera llamó a las personas a vigilar de forma detallada el estado de salud de su círculo cercano de familiares o seres queridos, para actuar a la menor presencia de alguno de los síntomas de la viruela del mono.

Dentro de las características “positivas” de la viruela símica se encuentra el bajo porcentaje de mortalidad. Además, la infección se autolimita, según la especialista de la UNAM, por lo que solo tiene una duración de 14 a 21 días.

Las formas de contagio de la viruela del mono pueden ser diversas, la evidencia empírica ha mostrado que compartir alimentos u objetos de cocina y el contacto con superficies pueden derivar en un caso de la viruela, a la cual, precisó, todas las personas están expuestas por las actividades que realizan de manera cotidiana.

Todos estamos en riesgo y un manejo responsable de la información contribuye a evitar los prejuicios, los estigmas y la discriminación contra determinados grupos de la población que han sido vulnerables a este padecimiento, pero no por sus preferencias sexuales”, dijo Evelyn Rivera.