Un grupo de 41 personas que presentaron síntomas de intoxicación por consumo de alimentos al parecer en un restaurante, localizado en el centro histórico de Oaxaca, se encuentran estables tras ser atendidas por los Servicios de Salud del estado. 

La dependencia encargada de la política sanitaria informó que una vez que se tuvo conocimiento del caso a través de la Unidad de Inteligencia para Emergencias en Salud se estableció un cerco sanitario, con la finalidad de evitar la propagación del posible brote, el cual ha sido controlado y atendido oportunamente por personal de las direcciones de Atención Médica, así como de Prevención y Promoción de la Salud.

A su vez, una brigada de la dirección de Regulación y Fomento Sanitario inició las acciones de inspección (toma de muestras), control y fomento sanitario en el establecimiento con servicio de alimentos y bebidas, para prevenir, minimizar o eliminar riesgos sanitarios conforme a la normatividad vigente derivada de factores físicos, químicos y biológicos. 

A través de una comunicación, la Secretaría de Salud advirtió que, de confirmarse irregularidades en los insumos o el manejo de los alimentos y bebidas, se procederá a la sanción económica, o en su defecto, a la suspensión temporal del servicio, “considerando su reapertura sólo cuando haya eliminado todos los factores de riesgo y posea un sistema de control que garantice la inocuidad de los alimentos”. 

La Secretaría de Salud reiteró el llamado a propietarios y encargados de establecimientos con giro de restaurantes y bares, a fortalecer las medidas de higiene para prevenir al consumidor de eventuales enfermedades gastrointestinales.

Con información de Excélsior