La jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum aseveró que las investigaciones que se siguen con relación al llamado Cártel Inmobiliario en Benito Juárez nada tienen que ver con una persecución política como lo señaló el diputado federal, Jorge Romero.

En conferencia de prensa la mandataria capitalina sostuvo que el también ex delegado en la demarcación lejos de acusar y tendría que explicar que sucedió durante su administración, ya que las personas que hasta ahora han sido involucradas directamente en el asunto trabajaron con él.

«No tiene nada que ver con persecución política, más bien él tendría que dar explicaciones porque tuvo a estos servidores públicos como parte de su administración y la Fiscalía tiene muchas pruebas. Imagínense ustedes una alcaldía gobernada siempre por el mismo partido en donde hay personas que participaron en diversas administraciones, no solamente en una, y la Fiscalía una vez que encuentra un caso empieza a investigar y se da cuenta que no solamente es un caso, que son muchos casos», señaló Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno de la CDMX.

La mandataria capitalina comentó que se indaga si en las irregularidades detectadas se extorsionó a los desarrolladores inmobiliarios o hubo colusión de estos con las autoridades delegacionales, ya que se entregaban departamentos a cambio de permisos o manifestaciones de construcción.

Además, indicó que a la par de las investigaciones de la Fiscalía, la Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial de la CDMX (PAOT) investiga en que tipo de violaciones a la ley se incurrió en la construcción de diversos complejos habitacionales en la demarcación.

«Justamente es parte de la información que tiene la Fiscalía General de Justicia en las investigaciones que se están haciendo, una parte tiene que ver con las violaciones al uso de suelo si es que las habido por este modus operandi que se plantea, en donde se permitía un piso de más, y a partir del piso de más, que era ilegal, se permitía por debajo de la mesa, entonces había los departamentos que se regalaban a algún funcionario público de ese momento».

Finalmente dio a conocer que en todo el proceso las autoridades judiciales están llamando a declarar a los desarrolladores inmobiliarios como testigos para poder conocer más información sobre el tema.

Con información de Excélsior