El secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard Casaubon, recibió la condecoración de la Legión de Honor “Mariscal Andrés de Santa Cruz y Calahumana” en el grado de “Gran Cruz”, en el marco de su visita a Bolivia.

La condecoración se otorgó como reconocimiento a la labor del Gobierno de México por el asilo y rescate brindado en 2019 al expresidente Evo Morales y al entonces ministro de Economía y Finanzas Públicas de Bolivia, y ahora presidente, Luis Arce. La condecoración fue entregada porque estas acciones contribuyeron a preservar la democracia en Bolivia. 

La Legión de Honor es la más alta condecoración que confiere el Gobierno de Bolivia a ministros de Relaciones Exteriores, embajadores, secretarios generales y representantes de organismos internacionales que han prestado servicios distinguidos al país. 

El canciller agradeció la distinción y señaló que “es una condecoración que reconoce, principalmente, la decisión del presidente Andrés Manuel López Obrador de actuar de manera resuelta en un momento de crisis […] se actuó entonces con resolución para impedir que se interrumpiera la vida democrática de Bolivia, proteger la vida de Evo Morales y pedir, poner un límite, subrayar que América Latina y el Caribe no estamos dispuestos a que siga ocurriendo este tipo de intervenciones”. “Es una condecoración al pueblo de México, a su gobierno y a su presidente”, destacó.

El secretario Marcelo Ebrard conversó con el presidente Luis Arce Catacora sobre el futuro de la relación entre México y Bolivia. En particular, dialogaron sobre la estrategia boliviana para alcanzar la autosuficiencia alimentaria y energética en ese país. Además, el canciller se reunió con el expresidente Evo Morales, con quien habló sobre la tradición de asilo mexicana y la situación política en América Latina. En el encuentro, el expresidente boliviano afirmó “nunca olvido, y nunca va a olvidar, mi pueblo, por salvarnos la vida.” En ambos encuentros se habló de una relación México-Bolivia cercana y de trabajo común por los objetivos de ambos países.

El canciller Ebrard se reunió también con su homólogo, Rogelio Mayta, con quien acordó “tener una acción común en el ámbito de la defensa, promoción de la unidad de América Latina y el Caribe, de los vínculos de nuestros países”. “Que la voz de América Latina y el Caribe se oiga en todos los ámbitos internacionales”, enfatizó.

Asimismo, en el contexto de esta condecoración, el secretario de Relaciones Exteriores recordó el planteamiento que hicieron México y Bolivia a la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) sobre la adquisición conjunta de medicamentos, “que demos paso a una compra en común de algunos medicamentos para conseguir los mejores precios plausibles y para que no nos impongan diferentes condiciones los productores, las farmacéuticas, a cada país, sino que tengamos la mayor ventaja posible […] que los medicamentos sean baratos y accesibles para nuestras poblaciones”. “Si compramos en común, podemos lograr una reducción de alrededor del 30 por ciento, 25 por ciento, en los precios de los medicamentos”, precisó.

El canciller Marcelo Ebrard también fue testigo del lanzamiento de la Cámara Binacional de Comercio e Inversión de México-Bolivia, integrada por 25 empresas de ambos países. En el evento, las personas de negocios resaltaron que existe un gran potencial para incrementar las inversiones y el comercio recíproco, dada la complementariedad de las dos economías y entendimiento entre los gobiernos. 

Posteriormente, la Universidad Real de la Cámara de Comercio de Bolivia otorgó un doctorado honoris causa al canciller Marcelo Ebrard, en reconocimiento al impulso y la formación de una agenda del conocimiento y la educación. En este contexto, las personas de negocios presentes y la delegación mexicana dialogaron sobre oportunidades de inversión en sectores como infraestructura carretera, minería y automotriz, entre otros

En esta visita, México refrenda su compromiso con la colaboración cercana y amistosa con el pueblo y Gobierno de Bolivia, en beneficio de las y los ciudadanos de ambos países.