Por unanimidad, el pleno del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (Inai) ordenó al Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) informar sobre las adjudicaciones de compra de medicamentos organizada y ejecutada por Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS).

Lo anterior, derivado de una solicitud de información de un particular, quien requirió al Insabi conocer dichas adjudicaciones correspondientes al segundo semestre de 2022, desglosando la clave por medicamento, descripción completa y clara de cada uno, piezas y precio, así como el proveedor de cada medicamento.

Requerimiento al que el Insabi se negó a atender, argumentando que era información clasificada como reservada por formar parte de un proceso deliberativo que, de hacerse público, podría llegar a afectar el desarrollo de la negociación y el proceso de compra en general.

Sin embargo, la ponencia a cargo del comisionado del Inai, Adrián Alcalá, determinó que el Insabi no demostró la existencia del proceso deliberativo referido.

Además, se encontró información pública relacionada con las compras de medicamentos para el primer semestre del año 2022, similar a lo solicitado por el ciudadano, en la que se detalla que el Insabi y la ONUPS iniciaron en julio de este año la entrega de más de 168 millones de medicamentos, insumos y dispositivos médicos correspondientes a las claves requeridas.

Por ello, el pleno del órgano de transparencia acordó revocar la respuesta del Insabi e instruirle que dé la correcta atención a la solicitud de información presentada por el ciudadano.

“Considero que en este asunto se dé a conocer la información requerida, ya que al tratarse de la contratación o de la compra consolidada de medicamentos, sirve además para informar a toda la sociedad mexicana al respecto y que esté en posibilidad de llevar a cabo una evaluación objetiva de sí la estrategia que decidió el Gobierno Federal de compra por conducto de la UNOPS está resultando adecuada o no”, señaló el comisionado Adrián Alcalá.

“Además, debe precisarse que esta estrategia se implementó con el fin de terminar con la corrupción en estas prácticas de compras de medicamentos y, sobre todo, para que los medicamentos llegaran a manos de las y los pacientes de las y los derechohabientes, y a los grupos en situación de vulnerabilidad, y como todos lo sabemos, una de las mejores formas de combatir la corrupción es, precisamente, la rendición de cuentas mediante el efectivo ejercicio del derecho de acceso a la información”.