El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró este jueves que su iniciativa para pasar la Guardia Nacional en manos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) no tiene como propósito militarizar el país, sino de mantener el profesionalismo y la disciplina.

“Que nadie se confunda o se haga el que no sabe, en nuestro gobierno no hay personas como garcía Luna, no se permite la violación de derechos humanos, no es complice en masacres, no se admiten relaciones de complicidad, se combate la opacidad”, expresó el mandatario durante su cuarto informe de Gobierno.

El mandatario reiteró que el objetivo de esta iniciativa es que la Sedena vigile que la Guardia Nacional no se corrompa, además de dar seguimiento al crecimiento de la que debe ser “la principal institución de seguridad pública del país”.

“La autoridad no es ejecutora de torturas y masacres, no se admiten relaciones de complicidad con nadie y por el contrario se combate la impunidad y existe toda la voluntad para no dejar sin castigo ningún delito, el caso ayotzinapa es un claro ejemplo”, dijo el mandatario en Palacio Nacional.

López Obrador señaló que para finales de su administración, 242 cuarteles de la Guardia Nacional ya se encontrarán efectuando operaciones, e informó que, hasta ahora, se han reportado 15 mil elementos.

“Ya hay más personal de esta corporación que policías estatales”, aseguró.

Por otra parte, con respecto al tema de seguridad, el presidente afirmó que desde que llegó al Gobierno, los delitos han bajado un 29.3 por ciento y destacó que se ha logrado disminuir el robo de vehículos en 41 por ciento.

“Quizá algunos o mucha gente no sepa o tenga un percepción distitinta por los medios de comunicación, pero con datos del INEGI podemos demostrar que han reducido los homicidios en 82 por ciento, este delito aumentó con Fox en 1.6 por ciento, Calderón 192. 8 por ciento y, con Peña 59 por ciento”.

Con información de EF