Diputadas de Morena presentaron una denuncia ante el Instituto Nacional Electoral (INEen contra de dirigentes de la oposición y comunicadores. Esto por incurrir en violencia política en razón de género en perjuicio de Delfina Gómez, quien hasta ayer se desempeñó como secretaria de Educación Pública.

Los denunciados son Marko Antonio Cortés Mendoza, presidente del Partido Acción Nacional, así como el propio partido; los diputados federales, Hiram Hernández Zetina y Jorge Triana Tena; también los ciudadanos Denise Dresser Guerra, Raymundo Riva Palacio, Fernando Belaunzarán Méndez y José Ramón San Cristóbal. Ello por distintas expresiones que, a su juicio, son violencia política. Entre ellas, adjudicar su carrera política a la voluntad del Presidente López Obrador- y/o por llamarla delincuente electoral.

¿Qué pide Morena?

En el documento se solicita al INE ordene el retiro de las publicaciones denunciadas.

“Para evitar que sigan generando discursos de odio y violencia generalizada” en contra de la ex funcionaria, al divulgarse expresiones como “delincuente electoral”, “ratera”, “extorsionadora””.

También piden medidas cautelares bajo la figura de tutela preventiva para que las personas señaladas se abstengan de seguir pronunciando discurso de odio o publicaciones generadoras de violencia política contra las mujeres. De igual forma solicitan medidas de protección.

El documento de denuncia contiene la firma de 69 diputadas de Morena y fue entregada por las diputadas Andrea Chávez, Julieta Ramírez, Adriana Bustamante y Ana Ayala.

En la queja se establece que Gómez ha sido víctima de una campaña sistemática, mal intencionada y dolosa.

El calificativo “delincuente electoral”, añade, no solo es indebido sino denigrante “y le ha sido atribuido a la C. Delfina Gómez con la finalidad de menoscabar su dignidad como mujer y sus funciones públicas como una servidora pública”.

«Además, “no encuentran reparo en una sentencia firme o en cualquier elemento objetivo determinado por las autoridades competentes, que hayan determinado que la C. Delfina Gómez sea o posea el carácter que se le imputa”.

Argumenta que todas las expresiones denunciadas “actualizan violencia política en razón de género […] ya que con estas se difama y se calumnia a la C. Delfina Gómez, con la finalidad de denigrarla y descalificar su imagen, buscando que la ciudadanía no la tome en cuenta en el ejercicio de sus funciones públicas”.

Se denuncia tráfico de influencias

También porque es señalada como una persona “impulsada por el Presidente de la República” que será candidata debido a una decisión del mandatario.

“Es decir, que un hombre ha tomado la decisión que ella debe ser la candidata, infiriendo que por ser mujer no puede acceder a una candidatura por méritos propios; esto en el caso que ella decida de forma libre postularse a una candidatura”.

De tal forma, “que los hechos denunciados y las expresiones tienen la finalidad de esterotiparla por la relación que tiene con el Presidente de la República y, además, intimidarla por una serie de falsedades para limitar su desarrollo para desarrollar su cargo público, generando una imagen negativa de su persona hacia la ciudadanía, perturbando gravemente su dignidad”.

Por tanto, se indica en la denuncia presentada esta mañana en el la Oficialía de Partes del INE, “las expresiones se encuentran denigrando a la C. Delfina Gómez por el hecho de ser mujer, al estimar que sus conocimientos, experiencia y profesionalismo no son suficientes para que ella pueda desempeñar su encargo público”.

Delfina Gómez dejó el cargo federal, y en adelante será coordinadora de las redes de la cuarta transformación en el Estado de México.