Varios menores que se encuentran refugiados en el DIF Capullos, en Guadalupe, Nuevo León, fueron víctimas del coxsackie, virus que afecta las manos, los pies y la boca de quienes resultan contagiados.

La noticia la dio a conocer Mariana Rodríguez, titular de la oficina Amar a Nuevo León y esposa del gobernador Samuel García, quien mediante sus historias de Instagram publicó algunas fotografías de los niños que se encontraban en aislamiento.

¿QUÉ ES EL COXSACKIE?

Es una enfermedad causada por el virus Coxsackie A 16 y pertenece a la familia Picornaviridae. Lleva el nombre de dicha ciudad neoyorquina, ya que ahí fue en donde se dio el primer aislamiento ante un caso positivo.

Sus víctimas principales son bebés y niños de entre 5 y 10 años, sin embargo, también llega a infectar a los adolescentes y adultos jóvenes.

El coxsackie es frecuente en escuelas y guarderías infantiles, tal y como fue el caso en DIF Capullos; además, si bien se puede contraer en cualquier época del año, es en verano y otoño cuando más casos se registran.

SÍNTOMAS DE LA ENFERMEDAD

  • Salpullido rojo en las manos y pies
  • Llagas en la boca
  • Fiebre
  • Dolor de garganta
  • Malestar general
  • Falta de apetito

¿CÓMO SE PROPAGA EL VIRUS?

La enfermedad de manos, pies y boca tiene varias formas diferentes de transmisión:

  • Tener contacto con las gotitas respiratorias que contienen partículas de virus
  • Tocar las heces (excremento) de una persona infectada
  • Tocar objetos y superficies que tengan el virus

¿CÓMO TRATARSE ANTE EL COXSACKIE?

No existe aún un tratamiento capaz de erradicar la enfermedad, la cual suele desaparecer por sí sola a pocos días de los primeros síntomas, para este es importante que el infectado pase a ser aislado por cierta cantidad de días.

Pero es clave tomar en cuenta la importancia que tiene el hecho de hidratar al niño con bebidas ácidas (limonadas, jugo de arándano, de toronja, naranja, piña, etcétera) sobre todo si también padece úlceras en la boca.

Fuente: ABC