FRANCISCO RODRÍGUEZ

 Si no interviene urgentemente el Senado de la República, la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos va a pasar a mejor vida esta misma semana…

… luego de las arteras cuchilladas que en la oscuridad de la madrugada del sábado le asestó la pandilla de Morena en la Cámara de Diputados.

Nuestra Constitución está herida de muerte.

La borregada morenista, sorda a los llamados a la legalidad, siguió a pie juntillas el falaz axioma del jefe máximo de esa mafia, il capo di tutti capi en turno: que no les “salgan con eso de que la ley es la ley”.

Porque tanto Andrés Manuel López Obrador como la mayoría iletrada en la Cámara Baja se la pasan casi a diario por debajo del arco de los aguacates.

De nada sirvió que los legisladores de las oposiciones –PAN, PRI, PRD y hasta MC– casi se desgañitaran gritándoles argumentos que harán imposible el funcionamiento de la hasta ahora inútil Guardia Nacional si es que, con el aval de la Cámara Alta –que esperamos no se dé– queda totalmente bajo la férula de la Secretaría de la Defensa Nacional.

El Movimiento del señor López Obrador, el PT y los acomodaticios chamacos del Verde dizque Ecologista hicieron oídos sordos y, además ciegos, amaestrados, perrunamente fieles a lo que diga el ocupante –con todo y tropas– de Palacio Nacional, sacaron cuchillos, navajas, filosas puntas, picahielos y aprobaron la desesperada propuesta de AMLO: que una pinchurrienta ley mal redactada le diera en toditita la madre a la Constitución General de la República, cuyo articulado respectivo fue mayoritariamente aprobado por la misma borregada acrítica hace apenas un par de años. Porque, cual la propuesta y el propio “caudillo”: así como dicen una cosa, dicen otra.

Y así, sangrando, amaneció el sábado la Carta Magna.

¿Sabe usted por qué?

Pues por una simple “lógica transaccional” –burocrática, en palabras llanas– como recién ha explicado el especialista Alejandro Hope.

En un artículo publicado el 10 de agosto próximo pasado en el cotidiano El Universal, el señor Hope detalla el porqué de esa urgente, desesperada e ilegal jugada de AMLO, quien ha sido movido, alentado, por sus secretarios de la Defensa Nacional y de la Marina Armada, Luis Crescencio Chencho Sandoval y José Rafael Ojeda Durán:

Canallada de “Don AMLO y su pandilla”

“El alto mando militar –explica– reconoce la fragilidad del arreglo institucional que rige a la GN. Se trata, por decirlo de manera suave, de una enorme simulación. Supuestamente se encuentra bajo el mando de la SSPC, pero es para todo fin práctico una extensión de las Fuerzas Armadas.

“Pero en un nuevo entorno político, los militares podrían verse obligados a escoger entre las Fuerzas Armadas y la GN. Actualmente, el artículo 25 de la Ley de la Guardia Nacional establece como requisito de ingreso ‘estar funcionalmente separado de su institución armada de origen’.

“Las actuales autoridades han resuelto ese tema mediante un expediente de comisión o asignación: la mayoría de los integrantes de la GN mantienen plaza y sueldo en la Sedena o la Semar y se van de préstamo a la nueva corporación.

“Pero bastaría con sustituir ‘separación funcional’ con ‘licencia definitiva’ para crear un dilema grave.  Las dos secretarías militares, sobre todo la Sedena, estarían obligadas a perder una parte considerable de su personal y presupuesto o bien retirar los oficios de comisión y matar a la GN.

“En conclusión, es muy posible que el alto mando militar quiera cimentar el actual arreglo institucional antes de que cambien los equilibrios políticos.”

Y como el país no está militarizándose, jejeje…

… y como los cada vez más ricos generales y almirantes no mandan sobre los civiles…

… y como AMLO depende de ellos para prácticamente todo…

… y todo es ¡todo!

… pues apechugó, sin importarle pasar a la Historia como el gran pandillero que ordenó herir de muerte –si el Senado no opera para que sus heridas cicatricen– a la Constitución que, hace ya mucho, mucho tiempo, juró respetar, cumplir y hacer cumplir.

La esperanza con la que iniciamos la semana es que la Cámara Alta no apruebe esta canallada de López Obrador y de su iletrada borregada en la Cámara Baja… cada vez más baja.

¿No cree usted?

Indicios

¿De verdad se equivocó AMLO al proponer al Senado los nombres de Juan Luis González Alcántara, Margarita Ríos Farjat, Yasmín Esquivel Mossa y Loreta Ortiz Ahlf, la mayoría de los cuales ha acumulado conocimientos y experiencia jurídicas a lo largo de sus respectivas trayectorias? Identificados con la 4T, empero, ha habido ocasiones en las que algunos de sus fallos no han sido del agrado del oriundo de Tepetitán, en Macuspana, Tabasco. Y el “caudillo” lo dejó sentir la semana anterior en su matiné matutina, cuando desde el trapecio circense confesó “humildemente” que se había equivocado al proponerlos. La verdad es que fuimos casi 30 millones de mexicanos quienes, definitivamente, sí nos equivocamos al votar por AMLO. Sus palabras, sus propuestas, sus compromisos, todo fue tan sólo una gran simulación. Un engaño. * * * Tal “confesión”, no obstante, fue una más de las presiones que el jefe de la mafia cuatrotera ha imprimido a los ministros de la Corta de Justicia en los últimos días. Y es que, como usted sabe, en la reunión plenaria a celebrarse este lunes 5 de septiembre los togados votarán –se adivina que favorablemente—el proyecto de resolución del ex presidente de la SCJN don Luis María Aguilar para que deje de aplicarse la prisión preventiva de oficio, toda vez que no sólo vulnera el principio de inocencia, incluso los derechos humanos de quienes en la mayoría de los casos son injustamente encarcelados sin que medie un juicio penal. * * * Lo peor de todo ha sido el silencio cómplice de Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, quien por fortuna está próximo a dejar la presidencia del máximo órgano judicial y también a jubilarse. En lo medios y en las redes sociales ha sido duramente criticado por ello. De estas últimas transcribo una misiva que ha tenido amplia difusión, titulada “Miserable Zaldívar” y firmada por un “Juez Decente”: “Escuché y conocí a Zaldívar durante muchos años y me parecía un hombre ético y de principios. Me equivoqué. Me equivoqué. Me equivoqué. Resultó un farsante. Solo quería el cargo, el dinero y el poder. Es un hombre muy rico y no por razones honestas como suponen algunos. Ha pasado por encima de todo y de todos para conseguir sus mezquinos intereses. Hasta por encima de su propia familia. Estoy seguro que él sabrá quien escribe estas líneas. Le he pedido ayuda muchas veces. No me importa que lo sepa. Pronto lo enfrentaré públicamente, con todas las pruebas que hemos conseguido. Soy Juez Federal. He sido víctima de todo tipo de presiones y acoso por parte del poder. Nunca me ha defendido. Sus empleados saben de todos los problemas que mi familia y yo hemos tenido. Estoy completamente solo sin apoyo institucional. Estudié en una escuela pública y vengo de muy abajo. Se lo que es la adversidad y la voy a enfrentar. No me extraña verlo hoy sin defender a mis compañeros jueces y magistrados. No me extraña que no haya salido a defendernos. No ha salido a defender tampoco a sus compañeros Ministros. Ni a la Corte, ni al Poder Judicial, ni a la Democracia. Ministro es usted un miserable. No se da cuenta de que está haciendo el ridículo. Saldrán pronto sus arreglos y complicidades. Con (Alejandro) Gertz, con (Julio) Scherer, con (Olga) Sánchez Cordero y con otros intereses. Mis compañeros están resistiendo. Los jueces federales y los magistrados lo consideramos el peor Presidente en la historia del Consejo. Tiene mafiosos a su alrededor que operan para despachos de baja calaña. Que nos extorsionan y presionan por dinero. Pero todo acaba Zaldívar. Y entonces disfrutaremos viendo su lugar en el basurero de la historia. Soy un Juez decente: usted no lo es. Hay por lo menos 10 similares.” * * * No les vendrían mal unas clases exprés de gramática a los redactores de boletines de la Presidencia de la República. Un comunicado difundido la noche del sábado, ofreciendo disculpas al ex Presidente Felipe Calderón –a quien la señora Elizabeth Vilchis ofendió el miércoles anterior con la anuencia de AMLO ahí presente– es un verdadero galimatías desde el primer párrafo. * * * Y por hoy es todo. Gracias por su acompañamiento al leer estas líneas. Y como siempre le deseo ¡buenas gracias y muchos, muchos días!

https://www.indicepolitico.comindicepolitico@gmail.com@IndicePolitico@pacorodriguez