El Presidente Andrés Manuel López Obrador indicó que los ministros no «se atreven» a eliminar la prisión preventiva oficiosa, advirtió que si la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) decide hacerlo, se asumirá como el “supremo poder conservador».

“Si se cancela el artículo entonces si es una invasión abierta a la facultad del Legislativo, no se estaría cumpliendo con el principio del equilibrio y separación de poderes, el Legislativo tendría que actuar, no creo yo que se atrevan, porque es completamente violatorio de la Constitución, pero ya le correspondía al Legislativo. Pero nosotros vamos a defendernos para que no nos invadan, porque ya no sería la Suprema Corte de Justicia de la Nación, sino el supremo poder conservador”, dijo López Obrador, luego de asegurar que será respetuoso de la decisión del Poder Judicial.

Dijo que los ministros de la Corte son en general buenos abogados, pero tienen el defecto de que no se ponen del lado del pueblo.

“Son buenos abogados en general, la diferencia que tenemos es que no se les da mucho por apoyar al pueblo, les cuesta trabajo ponerse del lado del pueblo, pero eso no significa que no sean abogados, pero no le tienen tanto amor al pueblo, entonces se fascinan con la defensa de los grupos de intereses creados”, reconoció el mandatario.

Y advirtió que en este caso, como la discusión que sostendrá el Senado en torno a la Guardia Nacional se ventilarán públicamente sin que esto represente una amenaza o intimidación.

No he dialogado con Zaldívar porque somos respetuosos, claro que no me voy a quedar callado si en el caso de la Guardia veo que hay senadores que votan en contra, vamos a respetar su decisión, pero aquí vamos a hablar sobre lo que decidieron y no es advertencia o amenaza, sino que se trata de intereses superiores y ahora sí que lo personal, por legítimo que sea, pasa a segundo plano por el interés general y pasa por el proceso de transformación”, explicó el mandatario.

Fuente: La Razón