El pasado 7 de septiembre se reportó que una niña de apenas cinco años murió en medio de un enfrentamiento entre autoridades y un presunto delincuente. Los hechos ocurrieron en Santa Maria del Oro, Nayarit. 

El operativo, de acuerdo a la Fiscalía del Estado de Nayarit, era para detener a Pedro “N” por el robo a casa habitación. 

En su intento de captura, en medio de un filtro de seguridad en el crucero de Tepetiltic, el presunto delincuente aceleró para esquivar a la autoridad. 

«Se enfatiza que el sujeto en mención, al advertir que estaba a punto de ser detenido, aceleró aún más la marcha del citado vehículo, lanzándolo contra los elementos de la Agencia de Investigación Criminal con la finalidad de atropellarlos, logrando estos esquivar dicha acción y a partir de ese instante se inició una persecución […] Pedro “N” los recibió con disparos de arma de fuego y pese a que se intentó a través de distintos niveles de uso de fuerza persuadirlo de entregarse no hubo éxito y continuó disparando.

«Pedro “N” viajaba acompañado de una joven mujer y de una menor de 5 años de edad, quienes resultaron lesionadas por la volcadura y por los disparos al momento de haberse repelido la agresión, y no obstante que de forma inmediata se les brindó los primeros auxilios y se les trasladó para que recibieran atención médica, lamentablemente la menor perdió la vida», mencionó la Fiscalía.

Este es el segundo caso en el que un menor es asesinado por detonaciones en medio de operativos. El pasado 2 de septiembre ocurrió con Heidi Mariana en Nuevo Laredo.

Fuente: 24 horas