El presidente Joe Biden aseguró este domingo que el compromiso de prevenir otro ataque contra Estados Unidos “no tiene fin”, al conmemorar el 21 aniversario de los atentados terroristas del 11-S

«Nunca olvidaremos, nunca nos rendiremos”, dijo Biden en la sede del Pentágono, donde un avión tomado por los terroristas aquel día se estrelló contra el complejo en Washington.  

«Nuestro compromiso de prevenir otro ataque contra Estados Unidos no tiene fin”, agregó. 

Bajo un clima lluvioso, el mandatario colocó una ofrenda floral y rindió homenaje a los “estadunidenses extraordinarios” que dieron su vida en uno de los días más oscuros para el país.

Biden estuvo acompañado por familiares de los caídos, socorristas que habían estado en el Pentágono el día del ataque, así como por líderes del Departamento de Defensa. 

Recuerda a Isabel II 

Durante su mensaje, el presidente estadunidense recordó un mensaje de la difunta reina Isabel II después de los ataques de hace 21 años. 

«Recuerdo un mensaje enviado al pueblo estadunidense por la reina Isabel”, dijo.  

«Fue el 11 de septiembre. Su embajadora leyó una oración de servicio en la iglesia de Santo Tomás en Nueva York, donde nos recordó que ‘el dolor es el precio que pagamos por el amor’”, añadió.

Isabel II rompió con la tradición en 2001 al ordenar que se tocara el himno nacional de Estados Unidos fuera del Palacio de Buckingham dos días después de los ataques.  

En 2010, viajó a la zona cero de la ciudad de Nueva York para honrar a las víctimas y depositó una ofrenda floral en el lugar. 

Con información de Excélsior