Las filas para poder despedirse de la reina Isabel II han aumentado en este segundo día y ahora los llamados dolientes tienen que esperar formados, al menos, nueve horas.

De acuerdo con el gobierno británico, al último corte hecho a las 22:19 horas (local), 16:19 horas de la Ciudad de México, la fila casi es de ocho kilómetros, pues el punto de referencia de la última persona formada es en el parque Southwark.

Debido a la enorme afluencia de personas que quieren ingresar al Palacio de Westminster, las autoridades en la capital inglesa incluso han tenido que poner a disposición una página de internet para planificar la ruta, de acuerdo con las necesidades de cada persona.

Y es que las filas a pie del río Támesis continúan siendo impresionantes, a pesar de que la temperatura bajó significativamente este jueves, e incluso, por momentos, estuvo a punto de llover.

En algunos puntos sobre el Támesis, las autoridades británicas colocaron pantallas gigantes en las que reprodujeron otros momentos históricos del Reino Unido.

A pesar de que las autoridades británicas han insistido a los llamados dolientes que no lleven sillas de ningún tipo porque no se permitirán pasar al Westminster Hall, la gente las utiliza durante varios tramos de la fila y en el primer filtro de seguridad las deja en la calle.

Con información de Milenio