El dirigente nacional del PAN, Marko Cortés, señaló en Durango que “no habrá ya relación” con el dirigente nacional del PRI, Alejandro ‘Alito’ Moreno Cárdenas, porque “se perdió la confianza” y se “deshonró la palabra”.

Luego de que ‘Alito’ respaldó la propuesta para que militares y marinos estén en tareas de seguridad pública hasta 2028, la Coalición Va por México definirá la próxima semana si rompen definitivamente con el PRI para las elecciones de 2023 y 2024.

Los dirigentes del PAN, Marko Cortés; del PRD, Jesús Zambrano; y del PRI, Alejandro Moreno Cárdenas, coincidieron en la toma de protesta de Esteban Villegas como nuevo gobernador de Durango, y quien llegó impulsado por dicha coalición.

Los líderes del PAN y PRD no saludaron a Alejandro Moreno, pese a estar sentados a unos cuantos metros.

Cuestionado por reporteros durante la toma de protesta en referencia al futuro de la alianza, Cortés Mendoza sentenció:

“Nosotros estaremos observando cómo votan los y las senadoras del PRI, esperaremos que sean consistentes con lo que han dicho hasta ahorita que van a votar en contra y a partir de ahí.

“Yo convocaré a los órganos del partido para que, en su momento, podamos tomar una definición”, dijo Cortés Mendoza.

—La relación con Alito, ¿cómo es ahorita? -se le cuestionó al líder panista.

—Hemos dicho ahorita con claridad que no habrá ya relación porque ya se perdió la confianza con la dirigencia nacional del PRI, porque se deshonró la palabra y se incumplieron los acuerdos.

Marko Cortés estuvo sentado junto al también panista Santiago Creel, mientras que Alejandro Moreno ocupó un lugar en medio de Carolina Viggiano, secretaria general del PRI, y Rubén Moreira, coordinador de la bancada tricolor en la Cámara de Diputados.

Con información de Excélsior