Con el fin de visibilizar el trabajo de los artesanos mexicanos a nivel nacional y en el mundo, la senadora Geovanna Bañuelos pedirá a las Secretarías de Bienestar, de Cultura y de Economía, coordinarse con los gobiernos de las 32 entidades federativas para diseñar e implementar un plan de promoción de los productos mexicanos alusivos a las Fiestas Patrias, elaborados por pequeños productores y artesanos.

Asimismo, pedirá a la Secretaría de Relaciones Exteriores que en conjunto con Economía promuevan la apertura de espacios para la promoción y venta de productos artesanales en otros países.

En un punto de acuerdo que será presentado al Senado de la República, la coordinadora del Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo llama al Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas a fortalecer el apoyo a promotores culturales y a proyectos culturales para el fortalecimiento, difusión y preservación del patrimonio cultural indígena, así como para la protección de los derechos de las culturas indígenas.

En el documento que será inscrito en la Gaceta Parlamentaria de la siguiente semana, la legisladora por Zacatecas resaltó que México se caracteriza por tener una gran expresión de arte popular. “Como parte de la tradición cultural del pueblo, las artesanías representan la identidad comunitaria que pasa de padres a hijos, del maestro al aprendiz”.

Desafortunadamente, señaló, que las y los artesanos mexicanos se deben enfrentar ante el comercio desleal de productos apócrifos que lucran con la apropiación de elementos culturales de las comunidades mexicanas, producidas en masa en el extranjero y que se venden a un precio sumamente menor que las artesanías.

“Existe una fuerte desventaja entre las artesanías mexicanas frente a los productos masivos que se producen en China y en otras partes del mundo. Es tiempo de crear conciencia sobre el trabajo que realizan las y los artesanos mexicanos y que realmente se valore sus creaciones en la elaboración de productos alusivos a la Fiestas Patrias, Día de Muertos, Navidad, fiestas regionales y representativos de cada estado del país”, apunta la legisladora.

Ejemplo de ello es la venta, en esta temporada, de productos chinos que copian los íconos, bordado e incluso la cosmovisión prehispánica que son producidos en serie y son ofrecidos al público en plazas y comercios del centro de la Ciudad de México a un precio más bajo.

“Esta situación perjudica notablemente al gremio de las y los artesanos mexicanos, que ven como su esfuerzo y dedicación no se traduce en las ganancias necesarias para subsistir”, resalta la senadora.

Geovanna Bañuelos enfatiza que en el Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo se reconoce el gran valor histórico y social que representa el comercio de artesanías realizadas por manos mexicanas, ya que son un claro ejemplo de la compleja y rica diversidad cultural que conforma al país.

“Cada una de ellas, es resultado de un trabajo manual único que las hace especiales”, reconoce.

Finalmente sostiene que es tiempo de crear programas de apoyo para que los productos artesanales de México se comercialicen a precios justos y se promocionen de manera efectiva dentro y fuera del territorio nacional.