Tras incorporarse al programa IMSS-Bienestar, en Nayarit y Colima ha aumentado la productividad de los servicios de salud, afirmó Zoé Robledo, director general del IMSS.

Al participar en la conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador, expuso que Nayarit pasó de 341 consultas de medicina familiar cada mes a 6,904.

En el caso de las consultas de especialidades, antes del IMSS-Bienestar se otorgaban 1,884 y ahora suman 12,155.

“Es decir, un incremento de 545 por ciento, para un acumulado de 59,630 consultas de especialidad en cinco meses”, indicó Zoé Robledo.

Las cirugías aumentaron 154%, al pasar de 627 mensuales a 1,594. Además, las pruebas de detección de diabetes subieron de un promedio mensual de 503 a 4,496.

La atención de partos, sostuvo, registró un aumento de 61%, al pasar de 369 a 593 al mes.

“Esto significa que muchas de estas atenciones antes se tenían que atender de manera privada en los medios privados, que generaban gasto de bolsillo”, afirmó el director del IMSS.

En Colima, las consultas de medicina familiar pasaron de 259 en julio de 2022 a 2,091 en agosto.

Mientras que las consultas de especialidad se incrementaron 48%, al realizarse 4,387 cada mes y, después, 6,502. Las cirugías aumentaron 92%.

Y los exámenes de Papanicolaou pasaron de 9 aplicaciones a 88, agregó.

Fuente: Expansión Política