El socavón ubicado en Santa María Zacatepec, junta auxiliar del municipio de Juan C. Bonilla, incrementó su tamaño ante el desgamiento provocado por las lluvias del pasado lunes, indicó Ana Lucía Hill Mayoral, titular de la Secretaría de Gobernación (Segob) estatal.

La funcionaria comentó que la Coordinación General de Protección Civil del Estado (Cgpce) realizó un estudio fotométrico para determinar las nuevas medidas del hundimiento, que ahora tiene 132.87 metros en su eje mayor y 129.03 metros en su eje menor, dejando atrás los 126 metros del eje mayor y 123 metros del eje menor que mantuvo durante más de un año.

Hill Mayoral recalcó que la población que vive en las zonas aledañas al perímetro de seguridad del socavón no se encuentra en riesgo, pero se mantendrán las medidas de seguridad para evitar que la gente intente acercarse a la orilla.

De acuerdo con los primeros reportes, los vecinos reportaron que por la noche-madrugada se escuchó un estruendo, que se debió a que el socavón tuvo un nuevo desprendimiento, con el que aumentó su tamaño.

Asimismo, la funcionaria consideró que el crecimiento de la oquedad se deriva de las lluvias registradas anoche, sin embargo, existen versiones de que también pudo estar relacionado con el sismo registrado ayer de magnitud 7.7, con epicentro en Michoacán.

“Parecería que las razones son justamente el reblandecimiento ocasionado por las lluvias”, señaló Hill Mayoral, quien dijo que se están utilizando drones para determinar el tamaño que ahora registra este hoyo, el cual, hasta el último reporte, tenía 130 metros de diámetro en su parte más ancha.

En la rueda de prensa, el gobernador Miguel Barbosa Huerta reveló que otros dos socavones surgieron recientemente en Puebla: en la junta auxiliar de Naupan, en Tlatlauquitepec y en el municipio de Palmar de Bravo, aunque no dio más detalles.

Cabe recordar que el gigantesco socavón de Santa María Zacatepec se originó la tarde del 29 de mayo de 2021.

En aquel momento, un hundimiento de 5 metros de diámetro en terrenos de cultivo llamó la atención de la familia Sánchez Xalamihua, ya que su vivienda se encontraba a escasos metros.

Conforme avanzaron las horas, para el 30 de mayo, ya había alcanzado dimensiones de hasta 60 metros de diámetro y, con el paso de los días, el hundimiento alcanzó los más de 100 metros de longitud.

Finalmente, la Secretaría de Gobernación de Puebla estableció la longitud del socavón en 123 metros en el eje menor y 126 metros en el eje mayor.

Sin embargo, con el hundimiento de las últimas horas, autoridades estatales darán a conocer la nueva forma y tamaño.