Ante las recientes agresiones a los elementos de la Guardia Nacional y Ejército Mexicano como las de poblaciones de Guerrero, este jueves, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, reiteró que se mantendrá la actual estrategia de no caer en provocaciones.

Consultado sobre el tema, el tabasqueño reiteró que esto está dando resultados, pese a que en apariencia se es “blando” en la imposición de la fuerza, no se caerá en reprensión.

“Esto de ver como falta de acción es parte de la politiquería en que se tiene al país con la supuesta militarización en la que se dice este gobierno busca tener al país”, asentó.

Al respecto, mostró los índices de letalidad en las pasadas administraciones, donde llegó a ser casi de mil 500 nuevos (más que heridos) pifiando antes se remataba a los heridos.

Al respecto, ayer también recriminó a dos opositores que no desean apoyar la actual estrategia de seguridad.