La jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, acusó que a los legisladores que no quieren aprobar la extensión de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad ciudadana no les interesa el bien del país y le apuestan al fracaso de la Cuarta Transformación.

En el marco de la discusión en el Senado de la República de la prolongación de la presencia de las Fuerzas Armadas para labores de seguridad pública en el país, la mandataria local defendió que lo que se requiere es consolidar a la Guardia Nacional, para seguir construyendo la paz con justicia.

«A quienes, por intereses políticos, no quieren aprobar la extensión de las Fuerzas Armadas en labores de seguridad, no les interesa la gente, no les interesa el bien del país ni de la Patria. Ahora hablan de militarizar, cuando ellos declararon una guerra, ¿no les parece hipocresía? Ellos le apuestan al fracaso de la Cuarta Transformación, pero se van a quedar con las ganas. Sobre todo, no les interesa la seguridad, solo tienen interés en ellos mismos y en grupos de poder que quieren regresar al régimen de corrupción», expuso.

En una videocolumna difundida a través de redes sociales, la mandataria local llamó a reflexionar a los que consideran legítimamente que dicha ampliación significa militarizar al país; ya que, dijo, el Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas, el presidente Andrés Manuel López Obrador es un civil que define su participación.

“Antes, era a través de la guerra, el objetivo hoy es construir la paz. Mientras sigan en el gobierno humanistas que conciban la fraternidad y no el odio como forma de vida y de actuación política, se seguirá construyendo la paz con justicia”, sostuvo.

Sheinbaum recordó que el ex presidente de México, Felipe Calderón, que llegó a la Presidencia en 2006, a través de un fraude electoral, fue quien tomó la decisión de declarar la guerra al interior del país con el objetivo “perverso” de legitimarse violando con ello los Derechos Humanos.

«Se encarceló inocentes y se llegó a justificar las muertes colaterales como necesarias, el resultado: aumento de la inseguridad, de los homicidios, de los desaparecidos, mientras las Fuerzas Armadas pedían un marco legal. No les importó nada, en vez de destinar recursos para apoyar a la gente y atender las causas, decidieron hacer la guerra. Mientras tanto las Policías municipales y en muchos casos las estatales, fueron infiltradas y debilitadas, esa decisión sigue costando vidas en muchos lugares del país», comentó.

La mandataria local señaló que dicha estrategia en buena parte continuó en el sexenio de Enrique Peña Nieto y lo que se vive actualmente en diversos estados del país es producto de aquellas terribles decisiones, por lo que la política de López Obrador se sustenta en la máxima de que la seguridad y la paz son fruto de la justicia.

En consecuencia, dijo, el gobierno de México acabó con la guerra y construye la paz atendiendo a los jóvenes; además de que se creó la Guardia Nacional para proteger a la población en las zonas donde no hay policías municipales ni estatales, se dotó de un marco legal para la actuación de las Fuerzas Armadas en materia de seguridad.

Por ello, la mandataria local señaló que la labor de las Fuerzas Armadas es la de patrullar, vigilar y, con inteligencia y dentro del marco legal y respeto de los Derechos Humanos, detener a los generadores de violencia en el país.

Con información de Milenio