La inflación ya tocó techo” y en las próximas semanas comenzará a bajar, afirmó este jueves el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Durante la conferencia de prensa matutina, el mandatario mexicano aseguró que México no está al borde de un colapso económico y recordó que se están tomando nuevas medidas para contener el aumento de precios.

Seguro que vamos a poder, que ya tocó techo (la inflación) y que va a bajar. Esa es nuestra apuesta y nos va a ayudar mucho el plan que se va a presentar el lunes, van a estar con nosotros los principales distribuidores y productores de alimentos. Es un acuerdo”, aseguró AMLO en Palacio Nacional.

“Estamos atendiendo el problema de la inflación, es un fenómeno mundial originado por la guerra de Rusia en Ucrania; ya venía mal la economía del modelo neoliberal y se afectó más con la pandemia”, añadió.

En este contexto, el titular del Ejecutivo dijo que de la mano de los empresarios ya se definió una canasta básica de 24 productos que no aumentará de precio y que incluso podría hacerse más barata.

Cerca, el techo de la inflación, no de las tasas

López Obrador coincidió con lo dicho por el columnista y director editorial de El Financiero, Enrique Quintana, quien hace unos días señaló que “no es imposible que estemos ya cerca del techo de la inflación en México”, pero no así del techo de las tasas de interés.

Inflación ‘desacelera’ a 8.76% en la primera quincena de septiembre

ElÍndice Nacional de Precios al Consumidor (INPC)registró una variación anual de 8.76 por ciento en la primera quincena de septiembre, una ligera desaceleración respecto a la quincena anterior.

La inflación se ve presionada por el incremento en los precios del jitomateloncheríasfondastorterías taquerías; así como de la electricidad.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), el resultado del INPC se da luego de que en la segunda quincena de agosto se ubicó en 8.77 por ciento.

Así, la inflación se ha ubicado 37 quincenas consecutivas por encima del rango objetivo fijado por el Banco de México (3 por ciento, +/- un punto porcentual).

Con información de El Financiero